Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La representatividad ofrecida por la ONCE no es aceptable

La jefatura de la Organización Nacional de Ciegos Españoles presentó el pasado día 29 de diciembre una circular sobre el establecimiento, sin fijación de fecha, de unas comisiones representativas para todos los sectores, vendedores, funcionarios y profesores, que es, a raíz de los últimos conflictos y junto con las reivindicaciones económicas, el punto más demandado por los trabajadores de la organización.

La circular que hasta el momento no ha sido leída en el salón de la organización, único local donde se reúnen diariamente la mayoría de los vendedores invidentes madrileños, fue anteayer rechazada por la comisión formada entre los vendedores a finales del pasado mes que difundió ayer una nota de protesta «por la ambigüedad de la idea de jefatura al no dar ni número de representantes, ni forma de elección, ni tan siquiera fecha en la que empezarían estas comisiones a actuar». A esta ambigüedad se suman la extrañeza, según manifestaron algunos miembros de la citada comisión a EL PAÍS, ante una forma de representatividad a nivel laboral que se intenta crear antes de haber especificado siquiera el carácter laboral de los vendedores y funcionarios de la organización como trabajadores.

Comisión central

Según los mismos miembros, que han rechazado el contenido de la circular, el delegado de cada centro podría, según el censo que existiese nombrar unas comisiones de vendedores, profesores o funcionarios dependiendo del centro de que se tratase. Los de legados de estas comisiones se reunirían en Madrid para crear una segunda comisión central que negociaría con la jefatura el proyecto de representatividad de la ONCE.

Postura anterior

Un ofrecimiento parecido por parte de dicha jefatura ya fue hecho anteriormente y rechazado asimismo por los agentes vendedores al hablarse en el citado proyecto presentado el pasado verano de la creación de una comisión central asesora de la jefatura que se uniría a las comisiones de asesoramiento de los delegados provinciales creadas por el artículo séptimo del decreto de 13 de diciembre de 1938.

Estas comisiones, que serian vistas y formadas, según el proyecto que se presentó, por agentes vendedores, empleados videntes y administrativos, fueron discutidas en asamblea el pasado día 29 de junio. Tras debatir el ofrecimiento de la organización se llegó a la conclusión de pedir una enmienda a la totalidad que era presentada seis días después al jefe de la ONCE.

Los motivos que entonces se argumentaron para presentar la citada enmienda se centraban en la diversidad de problemas que tenían planteados los agentes vendedores, al margen de sus compañeros. Como consecuencia de estos problemas se solicitó la creación de varias comisiones formadas únicamente por agentes vendedores que a nivel de de legaciones comarcales y provinciales. Jefatura y Consejo Superior de Ciegos tuvieran voz y soto. Según el anteproyecto elaborado por una comisión salida de la citada asamblea los miembros de las diferentes comisiones serían elegidos por sus compañeros en votación secreta.

Aunque la estructura y el fin de las comisiones ofrecidas ahora son diferentes, la poca claridad expuesta en la circular hace que a pesar de intentar establecer una relación trabajadores-organización, hasta el momento desconocida, sea insuficiente para los vendedores por su poca claridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 1977

Más información

  • Según los vendedores de cupones