Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tercera

Atlético Madrileño, también "pupas"

Un nuevo derby se disputa esta semana en Madrid. En esta ocasión se trata del Castilla-Carabanchel, de claro signo local. Pegaso y Moscardó deben vencer en sus encuentros ante Logroñés y San Sebastián, aunque el conjunto de Usera lo tiene más difícil. Torrejón y Atlético Madrileño viajan a Calahorra y Ponferrada, respectivamente, con posibilidades de puntuar, si bien el filial atlético tendrá que superar las secuelas de su derrota el pasado domingo ante el Pegaso.Al filial colchonero habrá que confirmarle también como el pupitas. Tras unos comienzos arrolladores, el equipo ha bajado considerablemente el ritmo de su juego. La derrota ante el Pegaso ha tenido consecuencias desagradables para el equipo. Máximo Hernández ha sido sancionado con cuatro partidos así como dos de sus mejores elementos, el meta Diego y el goleador Vicioso, ambos con tres encuentros, por insultar al colegiado, señor Falero. Pese a todos estos inconvenientes, es de esperar, que la indudable calidad de los jugadores colchoneros logre alcanzar un resultado positivo frente al conjunto berziano.

El Torrejón viaja a Calahorra. En otras circunstancias la posibilidad de puntuar sería más favorable que en la presente ocasión, por cuanto el conjunto de Calahorra logró la semana pasada derrotar en su propio feudo a la Cultural y ya se sabe la moral que suelen dar estos resultados.

Interesante el choque de la Ciudad Deportiva. Castilla y Carabanchel se encuentran pletóricos por sus recientes victorias a domicilio. Sanchís puede contar con Sabido y García Hernández, cumplida la sanción federativa de ambos por acumulación de tarjetas, lo que potenciará aún más al equipo. Una victoria de los de casa les permitiría seguir luchando en los puestos de cabeza a la espera de algún tropiezo de los que les preceden. Manolo Sanchís mantiene intactas sus ilusiones y confía en la segunda vuelta de la competición alcanzar uno de los primeros puestos en la tabla.

El Pegaso debe vencer con relativa facilidad al conjunto riojano, con lo que, a expensas del resultado que obtenga, el madrileño quedaría solo en cabeza.

Por su parte, el Moscardó intentará doblegar la resistencia del Sanse, aunque bien harían los chicos de Sánchez Fortún en no dar tregua a los donostiarras para no verse sorprendidos de nuevo en su terreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1976