Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Opiniones en contra de la alianza de la derecha

La Alianza Popular está formada por personalidades que defienden una posición aparentemente democratizadora, pero son, en el fondo, partidarios de un continuismo dictatorial, declaró ayer en Viena José María Gil-Robles en el curso de la rueda de prensa mantenida con ocasión de la visita a la ciudad del equipo democristiano español, invitados por sus homólogos austríacos, según informa Efe.El señor Gil-Robles añadió que la alianza ha cambiado de nombre dos o tres veces, por lo que, con todo el respeto debido a las personas, celebraba que se clarificasen.

Carta abierta de Casassas

Por otra parte, Xavier Casassas, secretario general del sindicato catalán Solidaritat d'Obrers de Catalunya (SOC) dio a conocer ayer en Barcelona una extensa carta abierta a los dirigentes de la alianza, según informa nuestro corresponsal, Alfons Quintá, calificándola de contramanifiesto.Más adelante, Casassas, añade: «Critico, asimismo, su arrogancia al pretender excluir de la posible participación en el presente y en el futuro político». A ello agrega: «Si sus palabras se refieren a los hombres y mujeres que ahora surgen encuadrados en partidos y sindicatos, organizaciones cívicas o culturales, tan críticamente que enjuician no al país entero, como ustedes dicen, sino a los hombres que se han autootorgado la representatividad de este país, les insinuo que, en lugar de querer continuar la política totalitaria de excluir al discrepante, acepten su crítica y el debate público y procuren convencer».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1976