Nadie arriesga en el ataque

La segunda jornada ha sido pródiga en puntos arrancados por los equipos visitantes. Tenerife y Calvo Sotelo toman la iniciativa con sus victorias a domicilio, al tiempo que el Jaén demuestra no tener complejos en la nueva categoría y el Sporting amarra su juego en pro de contabilizar un punto que es un paso más para hacer el camino de vuelta a Primera. La escasez de goles evidencia el predominio del juego defensivo.

No gustó el juego del LevanteSólo en la primera parte hizo el Levante alguna jugada de peligro. El dominio correspondió después al Pontevedra, que se mostró más incisivo, pero muy flojo en el remate. Venció el equipo local con un tanto fortuito.

Error de Bertoméu y victoria del Tenerife

Un partido de escasa calidad por ambos lados que acabó con victoria del Tenerife. Bertoméu calculó mal y el balón entró a la portería en un tiro sin peligro.

Pese al empate, el Valladolid jugó mejor

Defraudó el Spórting en Valladolid. Amontonó hombres en su área que despejaban balones sin crear juego. El Valladolid presionó continuamente pero no pudo romper la defensa del conservador Spórting. El Calvo Sotelo aprovechó su contra qolpe

El Calvo Sotelo aprovechó su contragolpe

Dominio total, del Tarrasa que falló en el remate a puerta. El Calvo Sotelo sólo acertó a salir de su área en la segunda mitad, pero tímidamente. Aprovechó una falta dentro del área local para conseguir su único tanto.

El Castellón, a punto de dar la sorpresa

En la primera parte fue el Oviedo quien dominó la situación con un fútbol incisivo. Se vino abajo en la , segunda mitad, evidenciando la escasa fuerza física de sus hombres.

El Coruña sólo defendió su ventaja

Todos los goles se produjeron, en la primera parte, en la que dominó el Coruña. El Cádiz hizo un juego de contragolpes rápidos y peligrosos que hicieron que el Coruña se encerrara en su área durante toda la segunda parte.

El Jaén supo frenar al Alavés

Dominó el equipo local pero infructuosamente. El Jaén supo aguantar la primera avalancha para dominar en la defensa y lanzar a sus hombres al contraataque.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS