Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adelardo se despide del equipo, club y afición

Hoy, en partido que enfrentará al Atlético de Madrid con la selección mexicana, Adelardo se despedirá de la afición atlética. Hace diecisiete años que fichó por el club madrileño, y se ha mantenido como titular del mismo hasta la última temporada, en la que sólo jugó esporádicamente. Con más de 500 partidos es el hombre que más veces ha jugado con el Atlético en la historia del club.Adelardo nació en Badajoz hace treinta y seis años. Allí mismo comenzó a jugar al fútbol. Despuntó pronto y eso hizo que el Atlético de Madrid se interesara por él y le fichara cuando aún no había cumplido los veinte: años. En aquella época, el ya fallecido Villalonga entrenaba al Atlético. Confió en él y le incorporo rapidamente al primer equipo, en el que se mantuvo siempre como titular. Su llegada coincidió con e1 nacimiento de la nueva gran época del Atlético, que por aquel entonces se encontraba un tanto por debajo del Madrid, el Barcelona y aún del Athletic de Bilbao, y cuya presencia en la disputa de los títulos era menos frecuente de lo que es ahora.

Hasta la llegada de Adelardo al Atlético, el club había atravesado dos buenas rachas en las que se había hecho con el mando del fútbol nacional. La primera fue en los principios de la posguerra, cuando llevó el nombre de Atlético Aviación; la segunda en los años 49 al 51, cuando formaba en su equipo la «delantera de seda». En ambas rachas conquistó dos títulos de Liga consecutivos, pero no había vuelto a repetir. Desde que llegó Adelardo, el equipo ha conquistado otros tres títulos de Liga. Además, cinco de Copa, una Recopa y una Copa Intercontinental. Su aportación en esta nueva época del club rojiblanco, que se ha elevado a un destacado plano internacional, ha sido importante. Desde un punto de vista puramente deportivo hay que destacar en Adelardo que ha sido un jugador inteligente y sacrificado a un tiempo. Práctico, dotado de un excelente sentido del juego, de grandes facultades físicas y con capacidad de remate, se mantuvo como pieza importante del equipo durante la friolera de dieciséis temporadas. Villalonga, Tinte, Barinaga, Otto Bumbel, Balmanya, Otto Gloria, Miguel Marcel Domingo, Merkei y Lorenzo, entrenadores que han desfilado por el Atlético en estos años, le encontraron imprescindible y basaron en gran parte el juego del equipo en él. Incluso en la primera temporada de Luis, cuando nuestro personaje había dejado atrás ya los treinta y cinco años, fue titular.

Adiós al fútbol

Adelardo está casado con una hija del presidente del club, Vicente Calderón, y eso impide que, por el momento, se incorpore a los cuadros técnicos del club. Ni él ni su suegro estiman elegante que el club le pase un sueldo mientras se mantenga éste en la presidencia de la entidad. Por eso, Adelardo quedará por el momento apartado por completo del fútbol, a pesar de que en los últimos meses ya había colaborado con Luis en algunas funciones técnicas. Generalmente se encargaba de estudiar a los futuros rivales del equipo. La despedida de esta noche será, pues, la salida de Adelardo no sólo del equipo, sino también del club. Aunque es de esperar que en un futuro más o menos próximo Adelardo retorne y, olvidados respetos ajenos, se haga cargo de unas funciones que podrían resultar de utilidad para el club.Indudablemente, el jugador que ahora se despide es uno de los hombres importantes del fútbol español en todos los tiempos, y figura de significadísima importancia para el Atlético: Ha formado en el equipo 548 veces, más que ningún otro Jugador en la historia del club, y ha marcado 115 goles. Además, ha jugado catorce veces en la selección A, para la que ha marcado tres goles. Estuvo presente en los dos últimos campeonatos del mundo que ha jugado España: el de Chile y el de Inglaterra.

Ensayo general

Como despedida a este jugador, el Atlético ha preparado para esta tarde un buen espectáculo futbolístico. En primer lugar, a las ocho y cuarto, se enfrentarán dos formaciones veteranas del Madrid y del Atlético. Dos equipos de los años sesenta y aún de antes. Sobre el campo se podrá ver a los Marquitos, Di Stéfano, Puskas, Gento, Peiró, Collar, Mendonqa, Glaría y demás «clásicos», antiguos compañeros o rivales del homenajeado. Los partidos de veteranos ofrecen a la afición el bello regusto de la nostalgia.Después, a las nueve y media, el Atlético se enfrentará a la selección mexicana. Para Luis, que por cierto formará antes de este partido en la delantera de los veteranos, atléticos, será una ocasión de hacer el «ensayo general con todo» cara al comienzo de la Liga. El domingo juega el Atlético en el propio Manzanares contra el Málaga. El partido de hoy servirá para dar al conjunto los últimos toques ante la Liga. En los trofeos de verano, pese a que el Atlético conquistó el Villa de Madrid y el Carranza y a que a punto estuvo de llevarse también el Colombino, el equipo no ha rendido a satisfacción, y el propio Luis no tiene aún decidida la que debe ser formación ideal para la Liga. Ha tenido además el entrenador el problema de las lesiones o baja forma de algunos hombres como Gárate, Robi y Eusebio, y eso le ha impedido entrar tan a fondo en los ensayos. Ahora mismo sólo se puede hablar, independientemente del portero, de cinco hombres indiscutibles en el Atlético: Capón, Pereira, Panadero, Leivinha y Ayala. Para los otros cinco puestos cuentan Heredia, Eusebio, Robi, Alberto, Salcedo, Gárate, Rubén Cano, Aguilar e incluso Marcelino. Nueve en total para cinco puestos. Con ellos caben muchas combinaciones, que Luis ha hecho en estos partidos de pretemporada sin, al parecer, llegar a la fórmula ideal. Para esta noche no ha anticipado alineación. Toda la plantilla está citada en el Manzanares y Luis, posiblemente, hará varios cambios durante el partido.

Como rival para esta ocasión el Atlético ha traido a un equipo de importancia: la selección mexicana. El grupo que ha venido trae como hombres más destacados al centrocampista Chávez, al delantero centro Jiménez y al melenudo extremo izquierdo Cuéllar. La probable alineación que presentará Trelles, seleccionador mexicano, es ésta: Castrejón; Ramos, Galindo, Vázquez Ayala, Rico; De la Torre, Cárdenas, Chávez; Damián, Jiménez y Cuéllar.

Se espera, pues, una feliz jornada de fútbol, que debe convocar, en buena lógica, a un gran número de aficionados. La condición humana y deportiva de Adelardo le hace merecedor del calor y la compañía de una afición para la que entregó el esfuerzo de los mejores años de su vida. Jugadores como él no se dan mucho, y el aficionado debe paliar el amargor de la despedida con el aplauso a su extraordinaria ejecutoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de septiembre de 1976

Más información

  • Madrid-Atlético de veteranos y Selección Mexicana-Atlético, en su homenaje