La Asociación Democrática de la Juventud solicita una entrevista con Adolfo Suárez

La Asociación Democrática de la Juventud ha formado una comisión de investigación, constituida por un abogado, un periodista y el presidente y vicepresidente de la Asociación, para contribuir al esclarecimiento de la muerte de Francisco Javier Verdejo.Ayer la Asociación envió una carta al señor Suárez solicitando mantener con él una entrevista «en el más breve plazo, para tratar de nuestra legalización, y para darle cuenta del «dossier» elaborado sobre los acontecimientos de Almería».

En Palma de Mallorca, en el transcurso del funeral celebrado en la iglesia de la Concepción, el sacerdote oficiante se opuso a la lectura de un comunicado redactado por la Asamblea Democrática de Mallorca, y cuando a la salida del templo se volvió a intentar dar lectura al mismo, varios policías de paisano lo impidieron.

En Sevilla la misa fue oficiada ante unas 500 personas que en todo momento mantuvieron silencio. A la salida del templo fue desplegada una pancarta alusiva a la muerte de F. J. Verdejo haciendo uso de la palabra tres oradores. Inmediatamente después se formó una manifestación que recorrió las calles adyacentes, mientras se proferían diversos gritos. La fuerza pública, que en todo momento se mantuvo expectante a cierta distancia, no intervino, y la manifestación se disolvió a los pocos minutos.

Otros 400 jóvenes intervinieron ayer en una manifestación denominada marcha fúnebre, que recorrió desde la plaza de Quevedo hasta la de Bilbao en un total silencio. La manifestación, que estaba encabezada por Raúl Murcia, presidente de la asociación, y Ricardo Jorge, como representante de Madrid, fue disuelta por la policía, que cargó contra los manifestantes quince minutos después de comenzado el acto. Los jóvenes llevaban brazaletes negros, claveles rojos y dos pancartas en las que se podía leer: «No más asesinatos» y «Legalización inmediata de la Asociación Democrática de la Juventud».

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS