Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamamiento a la unidad falangista de los Circulos José Antonio

Los presidentes de los círculos doctrinales José Antonio, reunidos ayer en Madrid, acordaron hacer un nuevo llamamiento a la unidad de las fuerzas falangistas, para lo cual consideran urgente la celebración de un congreso. Sin embargo no fijaron fecha para el mismo, debido a que esto hay que decidirlo de acuerdo con otros grupos, según explicaron a EL PAÍS, miembros de la junta de mando de dichos círculos.

Los falangistas de los Círculos José Antonio proponen que se efectúe un acuerdo nacional de los grupos políticos con auténtica base popular como primer compromiso auténticamente democrático y -agregan- sin exclusiones de ningún género para lograr lo que califican de «verdadero proyecto político de una España de todos y para todos».Para llegar a este acuerdo nacional, las fuerzas nacional-sindicalistas deberían ir sin ningún afán de protagonismo a través del partido político Falange Española y de las JONS que consiguiera la definitiva unidad de los falangistas.

Como consecuencia de lo anteriormente expuesto, los círculos «con particular olvido de cualquier diferencia de criterio, más formal que de fondo que haya podido provocar confusionismos o diferencias sustanciales, piden la integración de todos los falangistas en esta tarea común de dar a conocer al pueblo español soluciones políticas».

Esto último hace referencia a las pasadas deserciones que se produjeron en la junta de mando nacional de Falange Española de las JONS, protagonizadas principalmente por dirigentes de los círculos y antiguos hedillistas. El espíritu de la asamblea reunida ayer en Madrid fue de quitar importancia lo sucedido y procurar una rápida reanudación de contactos con los grupos falangistas. «Nadie puede poner vetos a nadie, porque nadie usa el falangistómetro -declaró a EL PAÍS el señor Martínez de Eguilaz, vicepresidente de los círculos-, lo que tenemos que hacer es actualizar el nacional-sindicalismo. Y para ello puede haber perfectamente un partido F.E. de las JONS que tenga varias alas -derecha, centro, izquierda- al igual que otros partidos.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de mayo de 1976