Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Continúa el descenso de nuestras exportaciones

No fue bueno el mes de abril para el comercio exterior de España. Las importaciones ascendieron a 92.280 millones de pesetas con un incremento del 5,7 por 100 sobre el mes precedente y las exportaciones con 38.067 millones de pesetas, continúan el retroceso, iniciado tras la cumbre de enero, con un descenso porcentual, con respecto a marzo, del 15,8, baja que puede considerarse como importante aunque poco significativa.Con respecto a igual mes del año anterior, las compras al exterior han experimentado un muy moderado crecimiento del 1,54 por 100, mientras que la ventas, lo hicieron en un 5,75 por 100.

Déficit en abril

El déficit contraído durante el mes de abril, se eleva a 54.213 millones de pesetas, frente a los 42.150 millonea de marzo. Con respecto a igual mes del año 1975, éste se ha contraído en un 1,22 por 100.Considerando que el pasado año fue calificado como malo para el comercio exterior, que han pasado tres meses desde que se decidió devaluar nuestro signo monetario y que la tasa de inflación por la que atraviesa España, es la segunda en tamaño, entre los países de la OCDE, después de Gran Bretaña, los resultados del comercio exterior para el primer cuatrimestre, no pueden considerarse halagueños

Las importaciones en los primeros cuatro meses del año, se elevaron a 351.443 millones de pesetas, con un aumento del 8,59 por 100 sobre igual período del año pasado. Las exportaciones, con 181.272 millones, experimentaron un crecimiento del 22,65 por 100. El déficit global se ha reducido en algo más de 5.000 millones, 3,23 por 100 en dicho período.

Durante el primer cuatrimestre del año, continúan manteniéndose las altas cifras, producto de las adquisiciones de crudo petrolífero. Los 28.824 millones de pesetas que importaron las de abril, han elevado las del cuatrimestre a un total de 94.030 millones, que equivalen al 26,75 por 100 del total de las importaciones.

La baja experimentada por las exportaciones se deben en gran manera a que nuestras ventas al exterior son estacionales, por lo que no son significativos los porcentajes de decrecimiento con respecto al mes anterior.

Exportaciones y depreciación de moneda

Por otra parte, expertos consultados por EL PAIS señalan que todavía es pronto para conocer la incidencia de la depreciación de nuestra moneda en las exportaciones, por cuanto se consideran los tres meses transcurridos como corto período de tiempo. Dichas fuentes ponen de relieve que aunque la repercusión de la depreciacio de nuestro signo monetario será pequeña en nuestro comercio exterior, ésta podrá ser nula si el proceso inflacionista de los tres primeros meses en España, continúa por un período más largo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 1976

Más información

  • Comercio exterior en abril