Brasil BRA
1
Casemiro 82'
Suiza SUI
0
Finalizado

Una noche feliz en el jardín de Neymar

Rodrygo suplió la falta del 10, conectando el ataque y asistiendo en el gol

Rodrygo prueba un disparo durante el partido ante Suiza.
Rodrygo prueba un disparo durante el partido ante Suiza.Rungroj Yongrit (EFE)

Hace unos meses, Neymar le dijo a Rodrygo que veía en él al heredero del 10. El madridista, que de niño lo idolatraba, le respondió que esperara, que tenía que jugar un poco más. Pero al menos una pequeña parte de la sucesión se aceleró, y en su partido en un Mundial, después de haber jugado solo 15 minutos en el primero, Rodrygo se vio tratando de enmendar los problemas que provocaba la ausencia de Neymar en Brasil, igual que hace pocas semanas remendaba los costurones del traje del Real Madrid provocados por las lesiones del Balón de Oro Karim Benzema.

BRABrasil
1
Alisson, Alex Sandro (Alex Telles, min. 85), Eder Militao, Marquinhos, Thiago Silva, Lucas Paquetá (Rodrygo, min. 45), Casemiro, Fred (Bruno Guimarães, min. 57), Richarlison (Gabriel Jesus, min. 72), Raphinha (Antony, min. 72) y Vinicius Junior
SUISuiza
0
Sommer, Ricardo Rodríguez, Elvedi, Manuel Akanji, Widmer (F. Frei, min. 85), Ruben Vargas (Edimilson Fernandes, min. 58), Xhaka, Fabian Rieder (Renato Steffen, min. 58), Freuler, Djibril Sow (Michel Aebischer, min. 75) y Embolo (Seferovic, min. 75)
Goles 1-0 min. 82: Casemiro.
Árbitro Iván Arcides Barton Cisneros
Tarjetas amarillas Fabian Rieder (min. 49) y Fred (min. 51)

Tite lo reclutó en el descanso, después de ver que el plan de usar a Paquetá no funcionaba. Las piezas de la maquinaria amarilla sufrían desconectadas, esparcidas alrededor del vacío en el centro. Al entrar, Rodrygo empezó su noche a lo Neymar, con malabar y taconazo, pero enseguida siguió más por la senda de Modric, apariciones precisas en el sitio y el momento justos para empezar a despejar el panorama. De repente, Vinicius encontró un socio con el que combinar, pero también la sabiduría para abrirle los espacios que no habían aparecido.

Rodrygo devuelve al instante cuando es lo pertinente, pero también entiende cuándo aguantar la pelota como señuelo para los que rondan a su socio del Madrid, y así abrirle un mundo por la banda izquierda.

Pero no solo era eso lo que le requería Tite, que lo llamó a la banda en una de las interrupciones para explicarle que el equipo lo necesitaba más en el centro. Se fue moviendo hacia allí, apareciendo más, siendo el amigo de todo el mundo, como destacó Militão después: “Es un jugador muy técnico, que ayuda cuando hace las triangulaciones”. El seleccionador dijo que era lo que requería el momento: “Fue una opción táctica. A veces el partido pide algunas cosas, y pedía otra posibilidad, de ahí la entrada de Rodrygo”.

Tite parecía feliz con lo que pensaba que significaba el buen resultado de haber introducido a un chico de 21 años para parchear una leyenda: “Quien venció hoy fue el proceso de cuatro años de construcción. Un tiempo de usar a los futbolistas para que puedan rendir con naturalidad, incluso los jóvenes. El proceso acaba hoy. El proceso se consolida hoy”, dijo. “Rodrygo es un gran jugador”.

A medida que fue apareciendo más, que el juego pasaba más por él, Brasil se fue aproximando al gol. Solo estuvo 45 minutos sobre la hierba, pero fue el segundo jugador de su equipo que más pases dio en el último tercio del campo contrario, 12. Por delante solo tuvo a Marquinhos con 16. Rodrygo enhebró la aguja y cosió el ataque del equipo.

También en el gol. En una de esas asociaciones con Vinicius que su compañero echó tanto en falta durante el primer tiempo. Vini encontró a Rodrygo, que apareció y desapareció en un instante. Lo suficiente para dejarla con el exterior a su espalda, donde llegó Casemiro para cazar la victoria. Un tanto que pareció una coreografía memorizada después de cientos de repeticiones en los campos de entrenamiento de Valdebebas. Pese al gol, lo que destacó Casemiro al acabar fue su aportación defensiva, “dar equilibrio”. Brasil no ha recibido un solo tiro a puerta en lo que va de Mundial.

Rodrygo siguió creciendo en compañía de Vinicius, que le dejó solo delante del portero, pero un defensa bloqueó el tiro. También fabricó peligro por su cuenta, como cuando congeló un movimiento en el área, un frenazo que fue un recorte que le dejó libre para un tiro cercano que despejó Sommer. Medio partido le bastó no solo para cohesionar el ataque, sino para dar una asistencia y ser el que más veces tiró a puerta.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Clasificación
Grupo G PT PJ PG PE PP
1 6 2 2 0 0
2 3 2 1 0 1
3 1 2 0 1 1
4 1 2 0 1 1
Grupo G PT PJ PG PE PP
1 6 2 2 0 0
2 3 2 1 0 1
3 1 2 0 1 1
4 1 2 0 1 1

Sobre la firma

David Álvarez

Redactor que cubre la información del Real Madrid en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de la sección de Deportes. Ha cubierto los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Antes trabajó en ABC, El Español, ADN, Telemadrid, y La Gaceta de los Negocios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS