_
_
_
_

Japón le tiene cogida la medida a España: las menores posesiones de la historia de los Mundiales para vencer a chicos y chicas

El equipo nipón, tanto en masculino como en femenino, logró en Qatar y ahora en Nueva Zelanda superar a La Roja con el porcentaje de posesión de pelota más bajo

Jordi Quixano
Tanaka festeja el cuarto gol ante España.
Tanaka festeja el cuarto gol ante España.RITCHIE B. TONGO (EFE)

Aunque Japón presumió en la previa del encuentro de que le disputaría el balón a España -”Estamos listos para la batalla”, reflexionó el técnico Futoshi Ikeda-, la realidad ha sido bien diferente. “No esperábamos que nos defendieran con un bloque tan bajo”, aseguró Aitana Bonmatí. “Nos ha chocado porque estábamos preparadas para tratar de quitárselo, pero nos han esperado muy atrás y casi nos han regalado la pelota”, se sumó Irene Paredes. Pero eso no le preocupó a Japón porque con poco hizo mucho, porque no le interesó la posesión sino las ocasiones y los goles, excepcional en las dos áreas porque llegó en ocho ocasiones y marcó cuatro goles. Muy lejos de los registros de España, que chutó 10 veces y sólo dos a puerta para no festejar tanto alguno. Sucede, en cualquier caso, que Japón tiene la receta para superar a España.

Desde desde que Opta guarda registros de Mundiales femeninos, en 2011, el triunfo de Japón sobre España, con sólo el 23% de posesión, es el menor índice con la pelota para ganar un partido en el campeonato. Un dato que también se expresa en pases porque España acumuló 934 (842 buenos; 90,1% de acierto) y no inquietó a las niponas, que se contentaron con 272 pases (174 buenos; 64% de acierto). “Nos hemos pasado muchas veces el balón, de forma horizontal y con ataques inertes”, aceptó Vilda.

Lo mismo sucedió, incluso más acentuado, en el pasado Mundial de Qatar con el fútbol masculino. Entonces, Japón doblegó a España con una remontada (1-2), en un duelo en el que los nipones sólo acumularon el 18% de la posesión, la menor para conseguir un triunfo en el torneo masculino desde que se registran datos, en 1966. “En cinco minutos le han dado la vuelta. A partir de ahí se han encerrado. Nosotros hemos intentado generar y no perder el partido, pero no pudo ser. Al final no hemos podido empatar porque Japón se ha encerrado atrás”, reflexionó el entonces técnico de La Roja, Luis Enrique; “Menos mal que el equipo entra en modo colapso cada cuatro años, porque si no no aguanto”.

Las dos victorias japonesas al contragolpe ante una España de toque son las de menor porcentaje de posesión de la historia si se mezclan datos de mundiales masculino y femenino.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_