_
_
_
_

Jorge Vilda: “Hay que acabar todas las jugadas”

El seleccionador, que ha practicado ejercicios de finalización estos días tras la poca puntería de España ante Costa Rica, no quiere pérdidas de balón ante las transiciones de Zambia

Jorge Vilda, en un entrenamiento de la selección española.Foto: RITCHIE B. TONGO (EFE) | Vídeo: EPV
Jordi Quixano

El fútbol al abordaje de España contra Costa Rica fue de lo más atildado, recurriendo al abecé del manual ante defensas cerradas, pues el equipo abrió las alas y dio profundidad al juego, centros —70 realizaron— y remates sin parar. Ocurrió, que de los 46 solo 12 fueron entre los tres palos y únicamente tres hicieron diana. “Hemos tenido muchas ocasiones y convertido pocas, nos vamos con un sabor agridulce”, reflejaron las jugadoras tras el envite, mensaje calcado en todas. Una pequeña tara que el seleccionador Jorge Vilda ha tratado de corregir durante los últimos días en el campo de entrenamiento de la Universidad de Massey, en Palmerston North, base de la selección en Nueva Zelanda.

Aunque la lluvia es tan persistente como plomiza, no ha habido un solo día en el que no hayan practicado ejercicios de definición. “Han chutado sin parar”, dicen desde la expedición de La Roja. “Uno de los principios es la repetición. Ganar automatismos, esa sincronización y coordinación, no se consigue de un día a otro. Por eso tenemos que tener la máxima exigencia en afinar y ajustar esos pases y finalizaciones”, resolvió el seleccionador antes de medirse este miércoles con Zambia (9.30, La2), que cayó ante Japón en el primer choque de forma estrepitosa (0-5). “Es un resultado que nos puede llevar a engaño porque es un equipo que le puede ganar a cualquiera como demostró en la previa del Mundial al superar a la todopoderosa Alemania”, aclara Vilda.

Ocurre que ante el rival africano el plan de partido no es el mismo que contra Costa Rica, cuando sabían que el balón y las oportunidades caerían de su lado, con todas encajonadas en su área. “Tenemos que cuidar mucho con las pérdidas porque Zambia es muy peligrosa a la contra con fútbol al espacio y uno contra uno. El mínimo fallo nos puede penalizar”, explicó, didáctico como también lo fue en el campo de entrenamiento, pues practicaron las jugadas a balón parado teniendo en cuenta el repliegue en caso de no finalizar la jugada. “La presión tras pérdida es determinante, ser capaces de cortar esos inicios de juego. Un simple despeje te puede dejar una jugadora delante de la portera”, remarcó el técnico; “por eso hay que acabar todas las jugadas que se puedan”. Sea desde dentro del área o desde fuera, la única pega de España ante Costa Rica.

“Nos faltó un poco el recurso del disparo de media o larga distancia porque estaban muy encerradas atrás”, dijo Ivana. “Cualquier mediocentro del equipo tiene un disparo increíble, también las delanteras”, se sumó Athenea. “Pero es obvio que tenemos que mejorar en eso”, concedió Vilda. La ocasión, ante Zambia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_