Juegos Olímpicos

La selección masculina de baloncesto pierde contra Eslovenia y jugará los cuartos contra Estados Unidos

Doncic dirige el brillante juego de su equipo (87-95) y el conjunto de Scariolo se enfrentará este martes (6.40) a las estrellas de la NBA por una plaza en semifinales

Doncic captura un rebote ante Ricky Rubio durante el partido entre Eslovenia y España.
Doncic captura un rebote ante Ricky Rubio durante el partido entre Eslovenia y España.ARIS MESSINIS / AFP
Baloncesto - Juegos Olímpicos
Finalizado
España
España
87
95
Eslovenia
Eslovenia
24 - 20
20 - 21
26 - 27
17 - 27
Saitama Super Arena

España perdió ante Eslovenia (87-95) y salió muy mal parada del sorteo para los cuartos de final que se celebró inmediatamente después en la sala de prensa del Saitama Super Arena. Su rival será Estados Unidos, el campeón de las tres últimas ediciones de los Juegos, dos de ellas tras superar a España en la final, por 107-100 en Londres 2012 y por 118-107 en Pekín 2008. El partido se disputará este martes a las 6.40, hora española.

Los otros emparejamientos de los cuartos de final que se disputarán también este martes son Italia-Francia (10.20), Eslovenia-Alemania (3.00) y Australia-Argentina (14.00). El ganador de este último duelo se enfrentará al ganador del partido Estados Unidos-España en las semifinales.

Estados Unidos sigue siendo el gran favorito en Tokio, a pesar de que en la primera jornada, después de una preparación con muchos problemas, perdió ante Francia por 76-83. Pero después superó a Irán por 120-66 y a la República Checa por 119-84. En el último partido de preparación para los Juegos, Estados Unidos venció a España en Las Vegas por 83-76.

El quinteto titular del equipo estadounidense lo forman Lillard, Booker, Holiday, Kevin Durant y Adebayo. Gregg Popovich cuenta con una plantilla notable, pese a las renuncias de las principales estrellas y algunas bajas. Destaca también la presencia de Middleton, Tatum, LaVine y Draymond Green.

En Río 2016 el enfrentamiento se produjo en las semifinales y el equipo estadounidense se impuso por 82-76. La historia de los enfrentamientos decisivos en los Juegos se alarga hasta los Juegos de Atenas 2004. Entonces la derrota española se produjo en los cuartos de final por 102-94. Y a ello hay que añadir la legendaria final de Los Ángeles 1984 en que España ganó la medalla de plata tras perder por 96-65 en la final con la selección de Estados Unidos que lideraba Michael Jordan.

El sorteo para los cuartos de final fue semidirigido. Como segunda clasificada de su grupo la selección española tenía un 50% de posibilidades de que su rival fuera Estados Unidos, un 25% de que fuera Australia y un 25% de que fuera Francia.

La victoria de Eslovenia ante España, visto lo que deparó el sorteo, adquirió si cabe mayor importancia. Luka Doncic se salió con la suya y alargó la racha de la selección eslovena desde que debutó con ella en el Europeo de 2017. Como en las semifinales de aquel torneo en que Eslovenia se coronó campeona, volvió a ganar a España. Fue un triunfo que reconoce la inteligencia y generosidad de su líder y la calidad de un equipo que supo sumar mucho más que el valor de cada uno de sus jugadores. Se aseguró así el primer puesto del grupo y relegó a España a la segunda plaza. El sorteo le deparó a continuación un cruce de cuartos de final, el martes (3.00), contra Alemania.

El base esloveno de 22 años demostró sus recursos y su inteligencia. Frente a la tremenda defensa a la que fue sometido, prefirió contenerse en la anotación y dedicarse a fondo a mover a su equipo. No pudo lanzar mucho, siete tiros de campo, y acabó con 12 puntos. Pero dio nueve asistencias, capturó 14 rebotes y recibió 11 faltas. Se quedó a una asistencia del triple doble, un alarde estadístico que en los Juegos solo han conseguido dos jugadores, Belov en 1976 y LeBron James en 2012.

Más información

Doncic supo contenerse en ataque y dedicarse por completo a mover los hilos del juego. Los suyos se lo agradecieron y demostraron una perfecta sintonía en torno a su líder. Aparecieron jugadores con menos cartel, pero muy efectivos y conjuntados. Aprovecharon el desgaste defensivo de España y salió lo mejor de cada uno de ellos. Cancar, con 22 puntos; Tobey, el estadounidense con pasaporte esloveno que juega en el Valencia, autor de 16 puntos y 14 rebotes, Prepelic, también del Valencia, Blazic, todos, formaron un engranaje que se sobrepuso a las oleadas de España.

La selección que dirige Sergio Scariolo no consiguió activar su juego interior. Perdió la batalla por el rebote, con 10 capturas menos. Y no pudo contener ni a Cancar ni a Tobey. Se decantó por resolver el partido a base de triples. Lanzó 44, anotó 16. Por momentos pareció que se hubieran intercambiado los papeles porque Eslovenia suele recurrir a los triples, confiada en la puntería de sus tiradores. Y por momentos dio la sensación de que España iba a ser capaz de resolver el partido por esa vía. Llegó a dominar por 12 puntos (55-43) bien entrado el tercer cuarto. Eslovenia remontó y se situó por delante (70-72), pero cuatro triples seguidos de España en el inicio del último cuarto volvieron a darle ventaja (82-76). A partir de ese momento, resolvieron Tobey y Prepelic, siempre al compás de los pases de Doncic en el inicio de cada jugada ofensiva.

Scariolo encomendó el trabajo de frenar a Doncic sucesivamente a Claver, Abrines y, ya en la segunda parte, a Abalde, a menudo con ayudas de Rudy Fernández. El fenómeno esloveno se vio muy limitado. No estuvo a gusto, siempre con uno u otro encima. Equivocó sus movimientos, sumó tres faltas en el primer cuarto, dos de ellas en ataque, propiciadas por Abrines, que supo anticiparse a sus movimientos. Pero nada era lo que parecía. Doncic no anotaba como acostumbra, pero a pesar de sus dificultades para deshacerse de Claver o Abrines, sumaba asistencias y rebotes. Su contribución al juego continuaba dando réditos a su equipo.

Ricky Rubio sumó mucho más en ataque, pero gastó mucha munición. Concluyó con 18 puntos y 9 asistencias, pero lanzó 23 tiros de campo y falló siete de los ocho triples que lanzó. Abalde, con 14 puntos, Llull y Rudy, con 12 cada uno, sumaron en ataque pero los 95 puntos que recibió España hacían necesaria mucha más anotación, sobre todo de sus pívots. El equipo jugó poco para Marc y Pau Gasol, y menos para Willy Hernangómez o Garuba. Y Abrines, desgastado por su marcaje a Doncic, apenas apareció en ataque, como Sergio Rodríguez, desacertado en el tiro. España perdió y Eslovenia fortaleció la estupenda imagen que ha venido ofreciendo. Tiene a Doncic, pero también un equipo que funciona de maravilla.

España, 87; Eslovenia 95

España: Ricky Rubio (18), Rudy Fernández (12), Abalde (14), Claver (4) Marc Gasol (9) –equipo inicial-; Pau Gasol (8), Sergio Rodríguez (5), Willy Hernangómez (2), Garuba (0), Abrines (3) y Llull (12).

Eslovenia: Doncic (12), Zoran Dragic (6), Blazic (10), Cancar (22), Tobey (16) –equipo inicial-; Rupnic (0), Nikolic (0), Prepelic (15), Muric (8) y Dimec (6).

Parciales: 24-20, 20-21, 26-27 y 17-27.

Árbitros: Zurapovic, Rosso y Kallio. Señalaron faltas técnicas a Dragic y Blazic. Eliminado: Rudy Fernández (m.39)

Saitama Super Arena.Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50