_
_
_
_
_
LaLiga EA Sports jornada 12
Villarreal
Villarreal
Gerard Moreno 86'Sörloth 87'
2 3
Finalizado
Athletic
Athletic
Ruiz de Galarreta 2'Nico Williams 22'Williams 29'

El Athletic arrasa, pero acaba pidiéndole la hora al Villarreal

El equipo de Pacheta marca dos goles al final de un partido que nunca supo cómo reconducir tras el arreón inicial de los bilbaínos

Iñigo Ruiz de Galarreta marcando el primer tanto del encuentro.
Iñigo Ruiz de Galarreta marcando el primer tanto del encuentro.ANDREU ESTEBAN (EFE)

La Cerámica nunca se le había dado bien al Athletic. El equipo de Ernesto Valverde, además, estaba mostrándose muy facilón en sus últimos partidos lejos de la Catedral. Pero en media hora aniquiló todos sus miedos con una ráfaga de goles (0-3). Un primer tiempo terapéutico para un conjunto que necesita estar en plazas de competiciones europeas y que sale de Villarreal en una quinta posición que alivia su ansiedad. Su rival, que reaccionó en los últimos minutos con dos tantos insuficientes, sigue sin encontrar su identidad.

VLLVillarreal
Villarreal
2
Jorgensen, Carlos Romero, Matteo Gabbia (Mandi, min. 45), Adrià Altimira (Kiko Femenía, min. 64), Albiol, Álex Baena, Ilias Chakkour (Jorge Pascual, min. 77), Capoue, Parejo (Ramón Terrats, min. 64), Gerard Moreno y Sörloth
ATH Athletic
3
Athletic
Unai Simón, Daniel Vivian, Aitor Paredes, De Marcos, Lekue, Vesga, Williams (Villalibre, min. 85), O. Sancet (Muniain, min. 85), Ruiz de Galarreta (Dani García, min. 76), Nico Williams (Unai Gómez, min. 76) y Guruzeta (Berenguer, min. 66)
Goles 0-1 min. 2: Ruiz de Galarreta. 0-2 min. 22: Nico Williams. 0-3 min. 29: Williams. 1-3 min. 86: Gerard Moreno. 2-3 min. 87: Sörloth.
Árbitro Guillermo Cuadra Fernández
Tarjetas amarillas Matteo Gabbia (min. 18), Nico Williams (min. 41), De Marcos (min. 43), Albiol (min. 72), Mandi (min. 74), Kiko Femenía (min. 75), Dani García (min. 88) y Ruiz de Galarreta (min. 91)

No tardó ni cien segundos en marcar el primero el Athletic. Galarreta controló en balón en el borde del área a los 90 segundos de partido y lo convirtió en un misil que mandó a la escuadra de la portería de Jörgensen. Galarreta, un futbolista de 30 años, se estrena al fin en Primera División. No había marcado nunca y su último tanto, hace más de cuatro años, fue en Segunda con Las Palmas.

Los leones salieron muy concienciados de que no podían sufrir un nuevo tropiezo que complicara sus pretensiones de jugar en Europa. Sus expectativas estaban en juego y no titubearon. El conjunto vasco no quiso enredarse en combinaciones poco fructíferas alrededor del área y probó suerte lanzando desde fuera del área en cuanto veían una rendija. Todo lo contrario que el Villarreal, como demostró Gerard Moreno con un pase fantástico, vertical, a la espalda de la defensa que Sørloth desperdició frente a Unai Simón con un chut que se fue lamiendo el poste.

Los tres remates lejanos del Athletic fueron como el despiste de un trilero. Una argucia para cambiar la norma en el siguiente ataque, cuando Nico Williams le robó el balón a Parejo, avanzó y se lo cedió a Sancet para que jugara un mano a mano con Jörgensen. Cuando parecía que el navarro iba a rematar, le devolvió el regalo al pequeño de los Williams para que empujara el balón a la red.

No aprendió de sus errores un Villarreal reincidente. Su defensa volvió a quedarse congelada a la media hora de juego. Iñaki Williams olió la sangre y sacó el colmillo para marcar el tercero. El Athletic estaba pisoteando a su contrincante, incapaz de contener las ofensivas de los vascos. El Villarreal sangraba por las bandas, por donde los hermanos Williams entraban con facilidad. El Athletic tenía las ideas muy claras y su oponente ayudaba.

Algunos aficionados se ensañaron con Parejo, artista incomprendido en La Cerámica, donde la otra mitad de la afición, intentó replicar con aplausos hacia su director de orquesta. El Villarreal intentó coger algo de aire antes del descanso con dos acciones de peligro: un gol de Sørloth anulado por fuera de juego y un chut potente de Gerard Moreno que desvió Unai Simón.

La goleada escocía y al descanso sonaron los pitos de nuevo, una versión ampliada para todo el bloque amarillo. La protesta fue suficiente estímulo para que el Villarreal saliera lanzado en busca de una remontada improbable. Su ambición no se tradujo en goles (al menos de inicio) pese a que tuvo ocasiones para haber marcado. La primera la desperdició Sørloth, que volvió a topar con Unai Simón. La segunda fue un remate de Baena que chocó contra el poste. Gerard Moreno no cedía a las prisas y movía a su equipo de forma académica, buscando los resquicios que presentaba la zaga bilbaína.

La actitud del Villarreal mejoró en la segunda mitad, pero no la efectividad. Hasta que llegó el minuto 84 y el equipo se desmelenó con Gerard Moreno, el mejor de su equipo, que marcó el primero y colocó un centro preciso para que Sørloth anotara de cabeza un 2-3 que dejaba al público incrédulo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_