_
_
_
_
_

Portazo del Gobierno a Luis Rubiales y más mujeres en las asambleas federativas

El CSD, que autoriza las elecciones en la federación de fútbol para el primer trimestre de 2024, se blinda ante un hipotético regreso del presidente inhabilitado y trata de reducir el poder de las territoriales

Lorenzo Calonge
presidente del CSD, Víctor Franco
El presidente del CSD, Víctor Francos, este martes durante el Real Madrid-Dallas de baloncesto.AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

Bajo la enorme polvareda del caso Rubiales, el Consejo Superior de Deportes (CSD) publicó este miércoles el borrador con el que pretende modificar la orden ministerial que regula las elecciones en las federaciones deportivas. Los trabajos comenzaron a mediados de agosto, antes del gran terremoto causado por el beso no consentido de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso, aunque los efectos de este episodio se encuentran muy presentes en el texto.

Uno de los más evidentes es que, según el proyecto, Rubiales nunca más podría volver a presentarse a la presidencia de la federación de fútbol si se produce una condena firme de un tribunal deportivo nacional o internacional, o de los organismos disciplinarios de la federación nacional o internacional. De momento, la FIFA le suspendió por tres meses (el pasado 26 de agosto) y le abrió un expediente por su actuación en las celebraciones de Sídney, incluidos sus gestos obscenos en el palco.

El Gobierno considera que, con la orden ministerial aún vigente, el presidente inhabilitado tendría margen jurídico para pelear en el futuro una hipotética candidatura porque no existe una prohibición expresa. A su juicio, el nuevo texto le cerraría el paso definitivamente. En paralelo, el CSD autorizó este miércoles por la tarde que las elecciones en la federación de fútbol puedan celebrarse en el primer trimestre de 2024.

El Gobierno publica el borrador de la nueva orden ministerial que regula las elecciones en las federaciones deportivas

El escándalo derivado por el beso no consentido de Rubiales y la posterior reacción en la federación de fútbol puso otra vez de manifiesto el sistema clientelar de este tipo de organismos, debido al gran poder de los presidentes territoriales, y sobre esta grieta también trata de actuar la orden ministerial. No obstante, el efecto real de las medidas puestas en marcha todavía está por ver.

Cuando entre en vigor, solo habrá un miembro nato en la asamblea de cada federación: el presidente nacional. Esto deja fuera de la ecuación de entrada a los máximos dirigentes de las territoriales, a los que pretende rebajar el poder. Cada circunscripción territorial deberá elegir la persona que la represente, que no necesariamente sería el presidente, como hasta ahora. El CSD presenta esta cuestión como un paso, aunque solo el día a día dirá hasta qué punto estos barones ven disminuida su influencia en una asamblea. La circunscripción para el deporte aficionado, en todo caso, sigue siendo autonómica y no nacional, algo que sí hubiera supuesto una amenaza de mayor calado para ellos. El objetivo es reducir su peso mientras intenta aumentar el de los deportistas. En este grupo, podrán votar quienes tengan una licencia y hayan participado en una competición desde el anterior periodo electoral.

Por primera vez, se fija un mínimo de presencia femenina en las asambleas

Estas actuaciones se complementan con una serie de iniciativas para democratizar las elecciones a miembros de las asambleas en cuestiones muy básicas que hasta ahora no se han dado, según el CSD. Por ejemplo, que para votar por correo haya que presentar el DNI o el pasaporte. Además, serán obligatorias las mesas electorales a nivel autonómico cuando el número de licencias en una comunidad sea igual o superior al 10% de la cifra nacional.

Otro de los ejes del borrador es aumentar la presencia femenina en las asambleas federativas. Por primera vez en una orden ministerial de este tipo, se establece un porcentaje mínimo de mujeres en los estamentos de deportistas, entrenadores y árbitros (los clubes se consideran personas jurídicas). Cuando las licencias femeninas estén entre el 0% y el 10% en uno de estos grupos, habrá, al menos, un 10% de mujeres en su representación en la asamblea. Ese es el mínimo, pero la proporción se incrementará si su peso global es mayor. Además, la Comisión Delegada y la Comisión Gestora de las federaciones se integrarán, al menos, por un 40% de mujeres. Y en la asamblea de fútbol, por ejemplo, de los 18 clubes profesionales con representación (ahora son 20), nueve serán masculinos y nueve femeninos. Unas medidas que remiten a la famosa foto de la reunión de las territoriales para decidir el futuro de Luis Rubiales, a finales de agosto, en la que la presencia de mujeres era insignificante.

El CSD admite que la nueva orden ministerial, que se aplicará en todas las elecciones de 2024, no estará exenta de polémica.

La federación crea un Área de Igualdad

La Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció ayer la creación de un Área de Igualdad, que se sumará a la nueva Dirección de Igualdad, Responsabilidad Social y Sostenibilidad. Al frente estará Marisa González, que fue directora de Comunicación en una primera etapa con Luis Rubiales. Ella también asumirá a partir de ahora, y hasta el final del proceso electoral, la comunicación institucional. El departamento de Comunicación se divide en dos. La segunda pata será la deportiva, asumida por Enrique Yunta, que era el subdirector de Comunicación.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_