_
_
_
_
_

Alexia Putellas: “Quien no nos entiende es que no quiere entendernos”

Las jugadoras de la selección española celebran en Sevilla el apoyo de la gente e insisten en que ellas no quitan ni ponen entrenadores

Alexia Putellas atendía, este domingo en Sevilla, a los medios en la ciudad deportiva del Betis.
Alexia Putellas atendía, este domingo en Sevilla, a los medios en la ciudad deportiva del Betis.Raúl Caro (EFE)

Un espectacular sol ha reinado este domingo en el entrenamiento de la selección española en la ciudad deportiva Luis del Sol, del Betis, en Sevilla. Las integrantes de la selección, que el martes se enfrentan a Suiza en Córdoba (21.00, La 2 de RTVE), tuvieron un día de casi asueto el sábado, en el que recibieron el cariño de los sevillanos. “Una señora nos acompañó en el paseo y nos contó su ejemplo. Nos conmovió porque nos dio las gracias por nuestra lucha y lograr una sociedad mejor”, aclaró este domingo Alexia Putellas, la capitana y líder de España y una de las seis jugadoras que comparecieron ante los medios en una improvisada zona mixta justo al lado del campo principal de las instalaciones béticas, donde habían entrenado. Alexia, líder del grupo junto a Irene Paredes, fue muy rotunda: “Creo que está todo claro. Tolerancia cero ante todo lo que el mundo vio. Y tolerancia cero hacia lo que no se puede hablar y sucedió. El fútbol femenino no ha estado en la lista de prioridades en las estructuras federativas. Por ejemplo, cuando preparábamos la clasificación para la Eurocopa, si era un jueves, hacíamos el entreno un miércoles y cogíamos un avión a las tres de la mañana. Debe haber horarios de élite. Dependemos de muchas cosas. No era coherente y normal levantarnos a las tres de la mañana y competir al día siguiente por estar en una Eurocopa”, aclaró Alexia.

“La reunión fue un punto de inflexión. Estamos mejor”, añadió la capitana de la selección española, quien se rebeló ante la posibilidad de que su mensaje no esté siendo entendido por la sociedad. “Quien no nos entiende es que no quiere entendernos. Hemos hablado, hemos hecho comunicados. Somos las primeras que queremos estar en la selección española. El tema es que queríamos que fuera por delante la tolerancia cero con determinadas conductas. Creemos que el sistema falló. Falló la Federación y falló el país. Explicamos lo que sentíamos y lo que no se vio”, aclaró Alexia, quien dejó también claro que las jugadoras no quitan ni ponen a los entrenadores de la selección.

“Yo no sé por qué echan a Jorge [Vilda]. Lo decidió la Federación. En la calle y en los medios se dicen muchas cosas. Nosotras transmitimos el sentir de las jugadoras. A él, el primero. Trasladamos todo a la Federación y a partir de ahí se tomaron decisiones”, insistió. Alexia se refirió también a las compañeras que abandonaron la concentración, Mapi León y Patri Guijarro. “¿Mapi y Patri? No puedo hablar por ellas. Mi percepción es que aún falta por ver la luz al final del túnel. Pero creo que se han sentado las bases para ello. Estoy más tranquila ahora”, indicó. ”He pensado mucho en Jenni. La conocemos de hace muchos años y sabemos cómo es. No podíamos dejarla sola y había que sacar fuerzas de donde fuera. Estaba en una situación complicada y con el paso de los días fue aún mayor. Había que empatizar con ella y nos salía la fuerza y la energía para que esto no sucediera más”, finalizó.

El papel preponderante de Alexia fue secundado por Irene Paredes. Más seria que Alexia, pero igual de contundente, Paredes lamentó que hubiera algunos sectores de la sociedad que no entienden aún su mensaje. “Lo hemos dicho todo muy claro. Trasladamos una serie de inquietudes a la Federación. El que no quiera entenderlo es que no quiere. No podemos dar todos los detalles y señalar a personas porque hay un proceso judicial abierto. Simplemente, no podemos tolerar lo que pasó. Se nos ha tratado como niñas y somos todas adultas”, indicó Paredes. “Ha sido una concentración difícil. No queríamos venir, es cierto, pero hubo reuniones y se nos ha escuchado. Es que todas las que estamos aquí hemos sentido un acoso similar, mayor o menor, y todas estamos identificadas”, insistió. “No valoro la destitución de Jorge Vilda, fue una decisión de la Federación”, apostilló.

Mientras, con 22 años, Athenea del Castillo expuso con madurez sus razones para no haber renunciado a la selección cuando fue llamada en primera instancia. “Aquí impera la libertad de expresión. Se respeta la opinión de cada una de nosotras y yo les dejé claro a mis compañeras que no podía renunciar a la selección. Apoyo a Jenni, pero no entraba en mis planes renunciar a jugar con España. Para mí eso es muy importante”, aclaraba. “No me he sentido apartada en ningún momento. Ni sola. Mi gente me apoyó. Mis compañeras me han entendido”, añadía. Y también a sus compañeras se les preguntó por esa decisión de Athenea. “¿Visteis cómo celebramos los goles ante Suecia? Todas unidas”, afirmó Irene Paredes. En el centro de un montón de micrófonos, también habló Alexia sobre este tema: “Respetamos la opinión de Athenea desde el principio. Porque, además, hizo una cosa muy bien. Nos lo dijo rápido y a la cara. Eso se respeta”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_