_
_
_
_
_

El Panathinaikos rompe la imbatibilidad del Real Madrid en el Wizink

Lessort destroza la resistencia blanca en su feudo, donde llevaba 13 victorias seguidas en la Euroliga

Mathias Lessort (i) hace un mate ante Vincent Poirier durante el encuentro de esta noche.
Mathias Lessort (i) hace un mate ante Vincent Poirier durante el encuentro de esta noche.JUANJO MARTIN (EFE)
Euroliga jornada 27
Real Madrid
Real Madrid
86 97
Finalizado
Panathinaikos
Panathinaikos

El Panathinaikos se ha convertido en el primer equipo que derrota al Real Madrid en el Wizink Center en la Euroliga. Nadie, después de 13 victorias consecutivas del vigente campeón, había conseguido sorprenderles, pero el conjunto griego, que llegaba como tercer clasificado, tumbó al Madrid guiado por un feroz Mathias Lessort. El pívot francés destrozó el aro blanco con una actuación portentosa (26 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias) que condujo al conjunto griego a las puertas de un triunfo que sellaron Mitoglou y Sloukas.

Ergin Ataman hizo un planteamiento muy certero y en cuanto Chus Mateo retiró a Campazzo y Tavares, con 22-13 para los blancos, con la afición pensando en otra victoria más, aprovechó su momento para darle la vuelta al partido con una racha que le colocó 11 puntos por delante (32-43). El Real Madrid, desconcertado ante el acierto de Lessort y Nunn, empezó a regalar balones a su rival. Doce pérdidas en sólo 16 minutos que lastraron al flamante campeón de la Copa del Rey.

Mateo recuperó a sus dos pilares y en cuatro minutos, nada más volver del vestuario, remontó la desventaja de nueve puntos (50-50). Pero el Panathinaikos siguió con un trabajo muy serio que le permitió tumbar al intocable Real Madrid. Ni Lessort ni Nunn se achicaron ante Tavares, Yabusele o Poirier, Los dos grandes referentes del equipo griego atacaron el aro con mucha fe.

El Real Madrid, más agresivo en defensa, pudo empezar a correr y Musa le dio mucho aire al ataque de su equipo. Pero nunca se descompuso el Panathinaikos. Grant, que había sido arrollado por Campazzo en los primeros minutos, le tomó la medida al argentino y eso evitó que el Madrid jugara con la alegría que le caracteriza. En los últimos minutos, con el Madrid atosigando a su oponente, haciéndole sentir incómodo, el Panathinaikos encontró nuevos refuerzos ofensivos con canastas decisivas de Mitoglou y Sloukas que terminaron de derribar al campeón, que hasta era intocable en el Wizink Center.

El Valencia Basket, que jugaba en Bolonia, fue todo el partido a remolque de la Virtus y acabó sufriendo una nueva derrota (87-74) que complica sus opciones de optar al ‘Play In’. Al equipo italiano, que llevaba una trayectoria a la baja en la Euroliga, le vino bien el parón por las Copas y las ventanas FIBA y no le dio opción al equipo de Álex Mumbrú, muy irregular en Europa, donde no consigue alcanzar el tono defensivo que le ha dado tantas victorias esta temporada. En el último cuarto, sin Jones ni Pangos, la Virtud cogió aire y sentenció al Valencia Basket después de una técnica a Brandon Davies.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_