_
_
_
_
_

Suecia bate a Japón y será la rival de España en las semifinales del Mundial

Afortunado triunfo del conjunto escandinavo ante un rival que despertó demasiado tarde

Angeldal celebra con sus compañeras suecas el 2-0 de penalti ante Japón.
Angeldal celebra con sus compañeras suecas el 2-0 de penalti ante Japón.BRETT PHIBBS (EFE)

Suecia batió a Japón (1-2) y se convirtió en el rival de España en las semifinales del Mundial, en un partido que se jugará el próximo martes 15 a las 10.00 horas. Las suecas, subcampeones en 2003, fueron más efectivas durante 50 minutos de partido. No es que pasaran por encima de Japón, pero supieron plasmar su superioridad física y un buen aprovechamiento del juego directo. Suecia es un equipo muy rústico, que se adelantó en el marcador a los 32 minutos. Fue Ilestedt al aprovechar un barullo dentro del área. Un tanto tan válido como otros que plasmó el estilo de un equipo cuya máxima goleadora, con cuatro tantos, es la propia Ilestedt, defensa central por más señas.

JAPJapón
Japón
1
Ayaka Yamashita, Hana Takahashi, Moeka Minami, Saki Kumagai, Fuka Nagano, Yui Hasegawa, Hina Sugita, Risa Shimizu, Mina Tanaka, Aoba Fujino y Hinata Miyazawa
SUE Suecia
2
Suecia
Zecira Musovic, Jonna Andersson, Nathalie Björn, Magdalena Eriksson, Amanda Ilestedt, Johanna Rytting Kaneryd, Elin Rubensson, Kosovare Asllani, Fridolina Rolfö, Filippa Angeldahl y Stina Blackstenius
Goles 0-1 min. 31: Amanda Ilestedt. 0-2 min. 50: Filippa Angeldahl. 1-2 min. 87: Honoka Hayashi.
Árbitro Esther Staubli
Tarjetas amarillas Riko Ueki (min. 79)

Japón resultó irreconocible en ese periodo. El equipo rápido y efectivo, como mostraban sus 14 goles en el campeonato, sufrió una extraña parálisis que fue aprovechada por su rival. Le bastó a Suecia con ser firme en defensa y presionar a unas jugadoras niponas sin chispa. Además, Japón se empeñaba en cavar su propia tumba. A los 48 minutos, Fuka le dio al balón dentro del área. El VAR avisó de la acción y Angeldal hizo el segundo tanto de penalti. Con un 2-0 a los 50 minutos, la cuestión pintaba horrible para Japón, selección campeona del mundo en la edición 2011. Entonces, con todo perdido, surgió el verdadero equipo asiático, el que destrozó a España en el último partido de la primera fase.

Los cambios fueron muy efectivos para Japón y paralizantes para una Suecia que se vio con todo ganado. Eso fue un error. Japón comenzó a dominar el juego y a someter a Suecia a un verdadero tormento. Sus jugadoras inventaban grandes jugadas por dentro y por fuera y a los 74 minutos llegó el primer aviso serio para el conjunto europeo. Ueki mandó al larguero un penalti más que dudoso. El golpe emocional del fallo no alteró el espíritu de un equipo, entonces, imparable, aunque despertara demasiado tarde. Aoba envió una falta al larguero y en el rebote el balón no entraba de forma increíble en la meta de Musovic. Sin descanso, Hayashi hizo el 1-2, más que merecido, en el minuto 87.

La colegiada Esther Staubli dio 10 minutos de alargue y el gol del empate se mascaba con unas gradas volcadas con el equipo asiático. Musovic salvó a Suecia del empate con una buena parada mientras las suplentes de Japón lloraban. Suecia, superada durante toda la segunda parte, tiró de cierto oficio para capear el temporal y llegar al minuto 100 con el 1-2 en el marcador. Japón pagó su mal comienzo y serán las suecas, inferiores, las que estarán en semifinales ante España. También tienen su mérito. Solo han encajado dos goles en este Mundial, que se quedó sin campeones tras la eliminación de Japón. A priori, España ha mostrado más armas que esta Suecia con fuerza en el aspecto físico pero más limitada técnicamente que el combinado español. El próximo martes 15, a las 10.00 horas, un histórico España-Suecia de semifinales de la Copa del Mundo femenina.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_