La denuncia de Djokovic: “Solo se cuestionan mis lesiones, otros son víctimas...”

El serbio, afectado del muslo izquierdo desde el inicio del torneo, se lamenta: “Cuando me pasa a mí, estoy fingiendo; es interesante la narrativa que me rodea”

Djokovic, durante el partido de octavos de final contra De Miñaur.
Djokovic, durante el partido de octavos de final contra De Miñaur.FAZRY ISMAIL (EFE)

Antes de aterrizar en Melbourne, donde este miércoles se medirá en los cuartos de final con Andrei Rublev, Novak Djokovic sufrió en el torneo de Adelaida un percance muscular en el muslo izquierdo que lastró su despegue en el torneo y ahora, según dice, progresa favorablemente. “Las señales son buenas, pero no vamos a celebrar nada todavía. Vamos a ver qué tal me siento mañana y evaluaremos si debo seguir sin entrenarme en los días libres”, expresó el de Belgrado a los enviados especiales de su país, después de reducir a Alex de Miñaur con la suficiencia que le había faltado en las dos rondas previas, contra Enzo Couacaud y Grigor Dimitrov.

Durante esa charla con los reporteros serbios, Djokovic, de 35 años y campeón de 21 grandes, además explotó. Dice estar cansado de que se cuestione la veracidad de sus lesiones y lanzó un mensaje contundente a quienes dudan de él. “Dejo las dudas a esa gente, que duden ellos”, expresó en unas declaraciones recogidas por el portal Tennis Majors.

“Solo se cuestionan mis lesiones. Cuando se lesionan otros jugadores, ellos son las víctimas, pero cuando soy yo, estoy fingiendo. Es muy interesante... No siento que tenga que demostrar nada a nadie”, continuó el balcánico, que hace dos años experimentó una situación similar en su abordaje al grande australiano, al que llegó tocado y que terminó ganando por novena vez. En concreto, el tenista había sufrido un desgarro muscular “en el músculo oblicuo abdominal” durante la tercera ronda del torneo, ante Taylor Fritz.

“Sé que se ha especulado mucho, gente que se preguntaba cómo he podido recuperarme tan rápido y que cree que es imposible hacer algo así... Cada uno tiene su propia opinión, pero creo que ha sido injusto”, lamentó entonces, en un discurso prolongado por su entrenador, Goran Ivanisevic. “Siempre se le ataca, todo es por su culpa: ‘vamos a atacar a Novak”, agregó el campeón de Wimbledon en 2001.

Ahora, Djokovic vuelve a lamentar que algunas voces desconfíen y deslicen que está fingiendo. “Tengo la resonancia magnética, la ecografía y todo lo demás, tanto de hace dos años como de ahora. Si lo publicaré en mi documental [sobre su carrera y su vida, en proceso de grabación] o en las redes sociales dependerá de cómo me sienta. Puede que lo haga, puede que no”, expone el jugador que ostenta el récord de semanas (373) como número uno, situado a tres pasos de igualar la plusmarca histórica de majors (22) que luce hoy día Rafael Nadal, apeado la semana pasada.

“En este momento no me interesa lo que la gente piense o diga. Es divertido, es interesante ver cómo continúa la narrativa que me rodea, narrativa que es diferente en comparación con otros jugadores que han pasado por una situación similar. Pero estoy acostumbrado, y eso me da más fuerza y motivación. Así que les doy las gracias por ello”, concluyó el serbio, que a diferencia de los días anteriores, en su última aparición no ofreció señales significativas de que le afectara el dolor. No obstante, siguió compitiendo con el muslo envuelto por un vendaje.

LA MUÑECA TRAICIONA A KORDA

A. C. | Melbourne

El ruso Karen Khachanov se convirtió este martes en el primer semifinalista por el abandono de Sebastian Korda. El estadounidense, de 22 años, se lastimó la muñeca derecha mediado el segundo set y aunque trató de seguir sobre la pista, tuvo que abandonar en el tercero. Por entonces, el moscovita ya mandaba en el marcador por 7-6(5), 6-3 y 3-0. En la siguiente estación se topará con el ganador del duelo entre el griego Stefanos Tsitsipas y el checo Jiri Lehecka.

En el cuadro femenino, la fiabilidad de Elena Rybakina se impuso a la potencia de Jelena Ostapenko. La última campeona de Wimbledon (6-2 y 6-4 a su favor) se enfrentará a la bielorrusa Victoria Azarenka, que batió a Jessica Pegula (6-4 y 6-1) y regresa a la penúltima ronda de Melbourne una década después; entonces en lo más alto del ranking, la jugadora de Minsk revalidó el título.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS