Carlos Alcaraz, roto: ni Masters ni Copa Davis

El número uno, que se retiró lesionado durante los cuartos de Bercy, ante Rune, confirma que sufre un desgarro abdominal y se perderá lo que resta de curso

Alcaraz es atendido por el médico durante el partido de cuartos contra Rune.Foto: JOAN VALAT (EFE) | Vídeo: REUTERS

El día después de que Carlos Alcaraz se retirara lesionado durante el duelo de cuartos de final de París-Bercy, frente a Holger Rune, se cumplieron los peores presagios. El número uno, de 19 años, sufre una rotura en la zona abdominal que le obligará a parar durante al menos seis semanas, por lo que se perderá la recta final de esta temporada en la que ha ascendido a la cima. De esta forma, no disputará la Copa de Maestros de Turín, del 13 al 20 de noviembre en Turín, ni tampoco la fase final de la Copa Davis, del 22 al 27 en Málaga. Triste broche para el murciano en un curso en el que ha competido siempre a toda pastilla y en el que el desgaste le ha jugado una mala pasada.

A media tarde de este sábado, el tenista transmitió la noticia a través de sus redes sociales, en un mensaje en el que precisaba con exactitud de la lesión. “Tras ser evaluado por mi equipo médico, lamentablemente este es el resultado de mi lesión: desgarro muscular en la musculatura oblicua interna de la pared lateral abdominal izquierda, con un tiempo de recuperación estimado de seis semanas”, comunicó Alcaraz, que el día antes se retiró del partido contra Rune cuando había perdido el primer set (6-3) e iba por detrás (3-1) en el desempate del segundo, temeroso de que el daño pudiera ir a peor.

Poco antes de que abandonara la pista, el jugador español empezó a sentir un dolor importante en la zona abdominal que le impedía sacar y golpear correctamente la pelota con la derecha, así como girar correctamente el cuerpo, por lo que decidió abandonar. Sin tiempo que perder, regresó de forma inmediata a casa y se sometió a una exploración por parte de su médico de confianza, el doctor Juanjo López, y su fisioterapeuta, Juanjo Moreno. El resultado de la resonancia reveló la rotura y, por tanto, Alcaraz no estará en la cita maestra de Turín ni tampoco en el Martín Carpena para liderar a España.

“Es un momento duro y doloroso perderme estos dos torneos tan importantes para mí, pero solo queda ser positivos y pensar en recuperarme bien”, agregó en el comunicado el líder actual del ranking. Se da la circunstancia de que el año pasado, el primero a pleno rendimiento en el circuito profesional, el español también tuvo que ausentarse de las Finales de la Copa Davis al dar positivo por covid-19 la tarde previa a la competición. En esta ocasión, la causa de la baja responde a la musculatura, que ha pagado los esfuerzos y el trasiego.

Cinco títulos, 70 partidos

En 2022, Alcaraz ha disputado 70 partidos (57 victorias y 13 derrotas), distribuidos en 17 torneos, a los que se añaden dos compromisos extra con el equipo español: en febrero, cuando debutó frente a Rumania en Marbella, y en septiembre, cuando intervino dos veces después de haber conquistado el US Open. Lo hizo el de El Palmar –el gobernador más joven de la historia de la ATP, al desbancar a Lleyton Hewitt– sin tiempo para tomar aliento y tras un logro que lo obligó a exprimirse; de hecho, invirtió 23h 39m para levantar su primer major, un registro insólito en el casillero de cualquier campeón del grande neoyorquino. Sin tregua, aterrizó en La Fonteta.

Su buen hacer le ha permitido progresar hasta las estaciones finales de los torneos –12 presencias al menos en los cuartos–, de la misma forma que ha terminado pasándole factura. Campeón en Río de Janeiro, Miami, Barcelona, Madrid y el US Open, iba a disputar por primera vez la Copa de Maestros –en 2021 triunfó con autoridad en la de las promesas– y a encabezar al equipo de Sergi Bruguera, que ahora queda en una situación comprometida. España se enfrentará en los cuartos de final a Croacia y sin Rafael Nadal, que ha optado por no forzar, ni él, roto, el capitán tendrá que apoyarse en el oficio de Pablo Carreño, Roberto Bautista, Albert Ramos o Marcel Granollers.

Ahora, el seleccionador deberá buscarle un reemplazo –con el malagueño Alejandro Davidovich y el valenciano Pedro Martínez como opciones más sólidas– y su plaza en Turín la ocupará el estadounidense Taylor Fritz, en condición de primer reserva.

El contratiempo físico expone a Alcaraz a la pérdida del trono, aunque los dos aspirantes a arrebatárselo deben llegar muy lejos en tierras italianas. Nadal, situado a 1.000 puntos en la lista mundial, tendría que ganar el torneo o bien llegar a la final invicto; Stefanos Tsitsipas, por su parte, debe ganar sin perder ningún encuentro. El griego cedió ayer en las semifinales de Bercy ante Novak Djokovic: 6-2, 3-6 y 7-6(4). El serbio, que disputará su octava final y defiende el título, ha resuelto 29 de sus 30 últimos partidos. Chocará este domingo (15.00, Movistar) con el joven Holger Rune, que cortó la racha victoriosa de Felix-Augger Aliassime (6-4 y 6-2) y desfilará por primera vez por la final de un Masters 1000. A sus 19 años, el danés ya acapara miradas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS