La batalla por la nueva Ley del Deporte puede parar el fútbol

LaLiga se plantea no presentar a 39 de sus clubes a los partidos si la legislación no incluye enmiendas que le permitan mantener su actual modelo de negocio

El presidente del Levante, Quico Catalan; la del Eibar, Amaia Gorostiza, y el del Sevilla, Pepe Castro, a su llegada a la reunión de dieciséis clubes de Primera División con el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, para recuperar las siete enmiendas presentadas por el PP que afectan, principalmente, a la Superliga, al acuerdo de los clubes con CVC y a la venta de los derechos de televisión, este lunes en el Ministerio de Cultura y Deporte, en Madrid.
El presidente del Levante, Quico Catalan; la del Eibar, Amaia Gorostiza, y el del Sevilla, Pepe Castro, a su llegada a la reunión de dieciséis clubes de Primera División con el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, para recuperar las siete enmiendas presentadas por el PP que afectan, principalmente, a la Superliga, al acuerdo de los clubes con CVC y a la venta de los derechos de televisión, este lunes en el Ministerio de Cultura y Deporte, en Madrid.Luis Millán (EFE)

La guerra del fútbol español está cerca de vivir otro nuevo episodio por el conflicto desatado con la nueva Ley del Deporte que pretende ser aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez en los últimos días del próximo mes de diciembre. La batalla enfrenta a 39 de los 42 clubes de LaLiga con el Ejecutivo y con el PP, que ha retirado las enmiendas que, según la patronal, había pactado con el PSOE y les otorgaba seguridad jurídica para seguir explotando su modelo comercial y el contrato firmado con el fondo CVC. Este último acuerdo no fue suscrito por el Real Madrid, el Barcelona y el Athletic de Bilbao, que junto a la Federación Española de Fútbol lo llevaron a los tribunales. Fuentes socialistas niegan cualquier pacto con el PP acerca de las enmiendas retiradas, mientras el principal partido de la oposición no hace comentarios al respecto al menos hasta que no finalice el debate de la ponencia del proyecto de la futura Ley del Deporte esta tarde en el Congreso.

Si las enmiendas retiradas no se incluyen, LaLiga amenaza con aprobar en su Asamblea extraordinaria del próximo jueves la paralización de la competición liguera en Primera y Segunda División. A esto se opondrá la federación, que mandará a los árbitros y podrá sancionar a los clubes que no se presenten a los partidos. Además, lo más probable es que el Real Madrid, el Barcelona y el Athletic sí comparezcan para jugar. El cisma puede generar jornadas de Liga esperpénticas si el paro de los clubes se confirma.

¿En qué consiste el acuerdo entre LaLiga y CVC?

El pacto con el fondo, firmado por 39 de los 42 clubes profesionales, inyectaba a LaLiga unos 2.000 millones de euros a cambio del 8% de los beneficios obtenidos de la venta de los derechos de retransmisión de la Liga durante 50 años. El 70% del dinero recibido debe ser empleado para infraestructuras, un 15% para refinanciar deuda y otro 15% para inscripción de jugadores. Además, el fondo entraba a formar parte como socio estratégico para desarrollar el negocio en su vertiente digital.

¿Qué enmienda retirada pone en riesgo el pacto con CVC?

En un argumentario enviado a los clubes, LaLiga explica que tres de las enmiendas retiradas ponen en peligro su modelo económico y de crecimiento, principalmente el acuerdo con CVC. La más dañina de las propuestas retiradas, según LaLiga, es la correspondiente al artículo 52.5 que atañe a la venta conjunta de los activos de LaLiga: “Podrán, asimismo [las ligas profesionales], desarrollar otras competencias, conforme a lo dispuesto en esta Ley u otras normas del ordenamiento jurídico, así como, complementariamente, ejercer actividades de carácter económico, comercial, profesional o de servicios que guarden conexión con su naturaleza, competencias u objeto social”.

LaLiga afirma que la inseguridad jurídica que se creará si no se introduce esta enmienda llevará a CVC a la revisión del contrato porque hay cláusulas que lo contemplan en el caso de cambiar el contexto jurídico. Según la información enviada por la patronal a los clubes, esta enmienda también tenía como objetivo acabar con la continua conflictividad jurídica que provocaban el Real Madrid y, en menor medida, la federación sobre la explotación conjunta de los activos. LaLiga contabiliza más de 50 acciones judiciales emprendidas por el Real Madrid contra la mayoría de los acuerdos comerciales de la patronal en los últimos años y acusa a su presidente de presionar para la retirada de las enmiendas.

¿Peligra el número de equipos que participan en Primera y Segunda División?

La segunda enmienda retirada se refería a mantener el espíritu del artículo 46.4 de la actual Ley del Deporte por el que si las federaciones deciden modificar estatutos y reglamentos que afecten a las ligas profesionales deben contar con un informe preceptivo y favorable de estas antes de ser aprobado por el CSD. Extrapolado a casos prácticos, la federación podría determinar el número de equipos que participan en cada competición. Las consignas de UEFA y FIFA a medio plazo son las de reducir los números de equipos en competiciones nacionales para aligerar el calendario.

¿Favorece a la Superliga la tercera enmienda suprimida?

La tercera enmienda retirada apunta a la protección de los clubes frente a la Superliga. LaLiga quiere suprimir el texto del artículo 45.1 de la nueva Ley del Deporte que reza: “El otorgamiento de la licencia [para competir] nunca podrá quedar condicionada a la participación en otras competiciones o actividades deportivas”. Es decir, no se podrá prohibir a los clubes que participen en proyectos similares a los de la Superliga. Contra esto la federación alega que ya ha modificado sus estatutos para que los clubes que participen en la Superliga sean excluidos de las competiciones nacionales en todas sus categorías. Además, LaLiga también pretendía en las enmiendas tener potestad para sancionar a clubes y dirigentes.

¿Qué impacto generaría en los ingresos de los clubes la nueva ley sin las enmiendas?

Según un informe de LaLiga al que ha tenido acceso este periódico las pérdidas de ingresos ascenderían a 9.100 millones de euros en los próximos diez años. En patrocinios se dejarían de ingresar 2.600 millones de euros; por derechos de televisión, 3.510; por LaLigaTech (activos digitales), 2.705; y por el museo Legends Madrid 285. Además, los 1.000 millones restantes que debe aportar CVC se convertirían en deuda y no podrían acometer las reformas en infraestructuras iniciadas. Los presidentes de los 39 clubes llevan días haciendo declaraciones de los peligros de la nueva Ley del Deporte sin las citadas enmiendas. Recalcan que el actual modelo les ha permitido sanear sus cuentas con la Seguridad Social y Hacienda y aportar más dinero a la federación y al CSD.

¿Por qué se oponen la federación, Real Madrid, Barcelona y Athletic?

La entidad que preside Luis Rubiales alega que el contrato con CVC perjudica al fútbol no profesional porque los clubes que accedan en el futuro a ese estatus no formaron parte del acuerdo y deben asumir los 50 años de aportar el 8% de sus beneficios. La federación, como Barcelona, Athletic y Real Madrid, también considera que el acuerdo no es ventajoso económicamente y Rubiales lo califica de “pelotazo” por los beneficios que le generará al fondo. Además, la federación entiende que la enmienda que afecta al acuerdo con CVC no puede ser incluida porque está denunciado en los tribunales y cambiaría las reglas en pleno proceso.

¿Puede haber paro patronal?

La Constitución solo lo permite en circunstancias que en este caso no se dan. Los clubes alegan que no será un paro patronal porque no va contra sus trabajadores al mantener el abono de los salarios. Si la federación manda a los árbitros y los clubes no se presentan estos se exponen a la pérdida de los tres puntos. La segunda incomparecencia acarrea la expulsión de la competición.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS