La FIFA abre expediente por el caso Byron Castillo que puede dejar a Ecuador fuera del Mundial de Qatar y clasificar a Chile

El organismo mundial del fútbol inicia una investigación tras la denuncia chilena sobre la presunta falsedad de la nacionalidad ecuatoriana del jugador

El futbolista de la selección de Ecuador, Byron Castillo, y el de la selección de Chile, Eduardo Vargas, en un partido el 5 de septiembre de 2021, en Quito.
El futbolista de la selección de Ecuador, Byron Castillo, y el de la selección de Chile, Eduardo Vargas, en un partido el 5 de septiembre de 2021, en Quito.Dolores Ochoa (Getty Images)

El comité disciplinario de la FIFA ha decidido esta tarde abrir expediente en relación con la denuncia presentada la semana pasada por Chile sobre la presunta falsa nacionalidad ecuatoriana del jugador Byron Castillo (23 años) y en la que la federación andina reclama, por alineación indebida, la plaza para el próximo Mundial de Qatar lograda por Ecuador. Castillo disputó ocho partidos valederos para la clasificación de la Copa del Mundo en los que la selección ecuatoriana sumó 14 puntos que, según la demanda interpuesta, deben ser restados, lo que le otorgaría la cuarta plaza a Chile y la clasificación para la próxima cita mundialista.

Con el expediente abierto, la FIFA ha concedido diez días a las partes para presentar una primera ronda de alegaciones, que también han sido requeridas al resto de selecciones a las que Ecuador se enfrentó alineando a Byron Castillo, Paraguay y Chile (dos partidos), Argentina, Venezuela, Bolivia y Uruguay. Si no hay una segunda ronda de alegaciones y la FIFA no solicita más pruebas documentales, esta resolverá a finales de mayo o principios de junio. Si el proceso se dilatara, la resolución, que podrá ser recurrida primero ante el Comité de Apelación del organismo mundial y después en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de Lausana, se podría conocer a partir de la segunda semana de junio.

Chile denunció que Byron Castillo nació en Tumaco (Colombia) y falseó documentos para acreditar que es originario de Playas (Ecuador) y así obtener la nacionalidad ecuatoriana, que ha estado en duda desde que integra las selecciones inferiores ecuatorianas. En 2017, la propia federación ecuatoriana eliminó a Castillo de la convocatoria para un Sudamericano Sub 20 por las dudas sobre su nacionalidad. Castillo, actualmente jugador del Barcelona de Guayaquil, se formó en el club Sport Norte América, que en 2018 fue sancionado por falsear documentos de varias decenas de jugadores con el fin de que pudieran jugar con nacionalidad ecuatoriana. También un club ecuatoriano, el Emelec, rechazó su cesión en 2015 al no estar seguro del origen ecuatoriano del futbolista.

Chile se apoya, según el abogado de su federación, Eduardo Carlezzo, en una cascada de evidencias documentales que demostrarían que Castillo falseó su nacionalidad ecuatoriana. Contra esto, Ecuador argumenta que hay una sentencia judicial de abril de 2021 que no entraba en el fondo de la cuestión y que permitía a Castillo jugar bajo nacionalidad ecuatoriana. Este es el mayor inconveniente que tendría la FIFA para eliminar a Ecuador del Mundial, puesto que no puede revocar las decisiones de la justicia ordinaria de un país. Solo si las pruebas aportadas por Chile son lo suficientemente sólidas, como asegura Carlezzo, y demuestran la falsificación de documentos, la FIFA podría excluir a Ecuador. E incluso de demostrarse, los órganos disciplinarios deberán decidir si sancionan únicamente al jugador o a la selección. En este sentido, desde Ecuador ya han comenzado a elevarse voces que reclaman que, en el caso de que exista fraude, sea solo el futbolista el que reciba el castigo y no la selección.

Sin embargo, si los órganos disciplinarios de la FIFA concluyen que hay pruebas definitivas de que Castillo falseó documentación para poder ser inscrito como ecuatoriano sería complicado que la federación ecuatoriana (FEF), y por ende la selección, quedaran exentas del castigo por la gravedad de los hechos. Esto supone, a la hora de enjuiciar la infracción, que prime la denominada responsabilidad objetiva, por la cual la FEF no podrá argumentar como defensa que desconocía las presuntas tretas empleadas por Castillo.

La falsedad documental se trata de una infracción muy grave que vulnera el estatuto de los jugadores de la FIFA en términos de la elegibilidad de los futbolistas para jugar con una selección y además, en este caso, afecta a partidos de clasificación para un Mundial. Estos son dos argumentos de los que se infiere que la citada responsabilidad objetiva debe ser aplicada.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS