LaLiga Santander jornada 36Así fue
Sevilla
Sevilla
0 0
Finalizado
Mallorca
Mallorca

El Mallorca resiste ante el Sevilla

El equipo andaluz no logra cerrar su clasificación para la Liga de Campeones ante un rival muy defensivo que logró un empate que le deja con algunas opciones de salvación

Delaney remata a la puerta del Mallorca tras un medido centro del Papu.
Delaney remata a la puerta del Mallorca tras un medido centro del Papu.Julio Muñoz (EFE)

La parada de Manolo Reina en el minuto 97 ante un gran remate de En-Nesyri acabó con las esperanzas del Sevilla de lograr un triunfo que le permitiera amarrar la clasificación para la Champions. El cuadro de Julen Lopetegui lo intentó de todas las maneras, pero no pudo abrir el cerrojo de un Mallorca que se dejó la piel para obtener un empate que le permite tener ciertas opciones de salvación. El Sevilla se ha quedado sin gol y aunque no se le puede reprochar su entrega, es un equipo al que se le ha escapado el fútbol. El Sevilla necesita un punto en las dos últimas jornadas (Atlético y Athletic) para asegurar su pase a la Liga de Campeones, mientras que el Mallorca, a dos puntos del Cádiz y en puestos de descenso, suspira por una derrota de los gaditanos en Anoeta.

SEVSevilla
Sevilla
0
Bono, Diego Carlos, Marcos Acuña, Jesús Navas (Lucas Ocampos, min. 66), Koundé, Gudelj (Rakitic, min. 79), Papu Gómez, Joan Jordán (Delaney, min. 54), Lamela (Anthony Martial, min. 66), Rafa Mir (En-Nesyri, min. 54) y Jesús Corona
MLL Mallorca
0
Mallorca
Manolo Reina, Raíllo, Valjent, Pablo Maffeo (Giovanni González, min. 96), Brian, Jaume Costa (Russo, min. 86), Salva Sevilla (Dani, min. 73), Battaglia, Antonio Sánchez (Grenier, min. 86), Muriqi y Ángel (Take Kubo, min. 73)
Goles
Árbitro Alejandro José Hernández Hernández
Tarjetas amarillas Marcos Acuña (min. 40), Joan Jordán (min. 48), Brian (min. 51), Lamela (min. 59), Raíllo (min. 70), Salva Sevilla (min. 71), Antonio Sánchez (min. 71), Gudelj (min. 74), Take Kubo (min. 77) y Pablo Maffeo (min. 88)

El Sevilla quiso, pero no pudo. Su declive en la segunda vuelta es evidente por más que las lesiones se hayan cebado en el rendimiento de un equipo que llegó por momentos a aspirar a la Liga. Ahora, el Sevilla siente el aliento de un Betis que se ha colocado a cinco puntos cuando restan seis por jugarse. La eterna rivalidad sevillana se ha elevado en este curso a la pelea por la Champions.

Un ambiente de dramatismo rodeaba al partido del Sánchez Pizjuán. En especial para el Mallorca, completamente en el alambre tras el triunfo del Granada ante el Athletic. A tres puntos de la salvación, perseguía el triunfo ante un Sevilla que necesitaba también ganar para asegurar la Champions. Javier Aguirre buscó los tres puntos con decisiones drásticas. Por ejemplo, cambiando al portero y colocando a Manolo Reina por Sergio Rico. También optando por una defensa de tres centrales y un planteamiento muy defensivo con Battaglia de pivote por delante. El Mallorca se colgó de su larguero y el Sevilla no está para muchos trotes. También Lopetegui movió piezas. Pensó que Papu, actuando con más libertad, iba a darle juego al equipo ayudado por Lamela. No fue así. El Sevilla volvió a perderse en un millón de pases previsibles y muchos balones al área sin demasiado sentido.

Solo así, colgando balones, tuvo una clara ocasión en el minuto 10. Salva Sevilla evitó el gol de Mir bajo los palos. El delantero del Sevilla, que regresaba a la titularidad, había rematado con el pie a la salida de un saque de esquina. Una muestra de la debilidad defensiva del conjunto balear. No por amontonar zagueros se defiende mejor. La ceguera de fútbol del Sevilla permitió al Mallorca vivir con cierta comodidad. Incluso Bono tuvo que actuar ante Battaglia después de un robo del argentino a su compatriota Papu. Espeso y sin profundidad, el Sevilla, con un 73% de posesión, no podía con el defensivo Mallorca.

Los de Lopetegui lo intentaron de todas las maneras para lograr el gol en la segunda parte. Por el centro, por las bandas y con balones colgados el Sevilla intentó someter a un Mallorca que realizaba un tremendo ejercicio de resistencia. Curiosamente, la única acción de peligro hasta el tramo final fue del Mallorca, con un remate de Muriqi que salvó, como siempre, Bono.

El Sevilla sometió a un asedio al rival en el tramo final. Maffeo salvó de manera estupenda ante Martial, al que Reina tapó en el último minuto. El Papu lo intentaba una y otra vez, liderando a su equipo y lanzando balones a unos delanteros bastante fallones en el remate. Delaney estuvo a punto de marcar en el minuto 93 después de un preciso pase del Papu, vital en un cruce tras un contragolpe visitante.

El partido vivió momentos de gran emoción hasta que llegó el paradón escalofriante del veterano Reina. Era el minuto 97 y el meta, que jugaba de titular seis meses después, mantuvo vivas las esperanzas de salvación de un equipo que lo dio todo para resistir en Nervión. El Sevilla, sin ideas pero con mucha entrega, no logró el objetivo del triunfo. La segunda vuelta del equipo de Lopetegui invita a la reflexión.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS