El Real Madrid, pendiente otra vez del físico de Benzema

El francés, que acabó con molestias en Mallorca, mejora pero su participación en el clásico del domingo aún no está plenamente garantizada. Mendy, baja segura y Rodrygo, ya recuperado

Karim Benzema abandona el terreno de juego el pasado lunes en Mallorca.
Karim Benzema abandona el terreno de juego el pasado lunes en Mallorca.CATI CLADERA (EFE)

A cuatro días de recibir al Barcelona en el Bernabéu, el Real Madrid vuelve a estar pendiente del estado físico de Karim Benzema. El delantero francés, autor de 32 goles y 13 asistencias esta temporada, se marchó el pasado lunes de Mallorca con molestias después del salto que desembocó en su segundo tanto, el 0-3 de los blancos. Las pruebas de imagen previstas para este miércoles se han pospuesto al viernes, aunque fuentes del club aseguran que “progresa bien de las ligeras molestias” en el trabajo de recuperación que realiza en Valdebebas. No está descartado para el domingo, añaden.

Desde diciembre, el físico amenaza la continuidad del atacante, que disfruta de su mejor curso en la Castellana. A los 34 años y recién regresado a la selección, con la que acumula casi mil minutos en los últimos nueve meses, esta campaña Benzema se ha perdido siete partidos completos con el Madrid por lesión o descanso, se tuvo que retirar al cuarto de hora en Anoeta, a la hora en casa frente al Elche, solo pudo disputar una parte del derbi ante el Atlético y a la ida de los octavos de Champions en París se presentó con un solo entrenamiento con el resto de sus compañeros tras tres semanas parado. La secuencia de percances no ha afectado a su producción e influencia sobre el juego, pero cada susto encoge los ánimos en Valdebebas. Las últimas noticias, eso sí, abren la puerta a su participación en la cita contra los azulgrana.

Quien sí está descartado es Mendy, víctima de una lesión en el abductor izquierdo y que permanecerá de baja entre 10 y 15 días, según los cálculos de la entidad. Tras el choque ante el Barça, la Liga se detiene dos semanas por un parón de selecciones, así que, si se cumplen los plazos, podría estar disponible para el encuentro en Vigo el sábado 2 de abril. La siguiente semana a este duelo se disputará la ida de los cuartos de la Champions (el sorteo, este viernes).

Curiosamente, el jugador que dejó la escena más preocupante en Son Moix, Rodrygo, es del que menos se duda para este domingo. El brasileño tuvo que ser llevado en el aire al vestuario por dos fisios debido a un fuerte golpe en el tobillo derecho tras una entrada de Raíllo. Las alarmas se dispararon, pero ya esa misma noche el futbolista tranquilizó con un mensaje en las redes en el que aseguraba que solo se había tratado de un golpe. Según el club, este miércoles entrenó “con algo de dolor y estará sin problemas” contra el Barcelona. Militão, baja de última de hora este lunes, también se ejercitó en la ciudad deportiva.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS