El partido suspendido entre Brasil y Argentina se volverá a jugar

La FIFA sancionará con dos partidos de ausencia a los cuatro jugadores argentinos que incumplieron el protocolo sanitario

Neymar y Messi hablan con funcionarios brasileños durante un partido entre Brasil y Argentina.
Neymar y Messi hablan con funcionarios brasileños durante un partido entre Brasil y Argentina.Sebastiao Moreira (EFE)

El partido entre Brasil y Argentina de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022 suspendido en septiembre deberá volver a disputarse en un estadio neutral, y los cuatro jugadores argentinos que incumplieron las normas contra el coronavirus han sido sancionados con dos partidos, ha confirmado el Comité Disciplinario de la FIFA este lunes. La sanción alcanza también a las federaciones de ambos países. La CBF brasileña deberá pagar una multa de 550.000 francos suizos (525.000 euros) por incumplir los protocolos sanitarios vigentes en su país. La AFA, en tanto, recibió un castigo de 250.000 francos suizos (238.000 euros.

Ambas selecciones se clasificaron para la cita mundialista en noviembre y diciembre y siguen invictos. Pero el encuentro entre ambos aún debe jugarse después de que el duelo original en São Paulo se detuviera cuando los funcionarios de salud brasileños ingresaron al terreno de juego creyendo que cuatro jugadores argentinos no habían cumplido con las reglas contra el coronavirus.

“Después de una investigación exhaustiva de los diversos elementos fácticos y a la luz de las normas aplicables, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido que el partido debe repetirse en la fecha y el lugar que decida la FIFA”, confirmó el organismo rector del fútbol mundial en un comunicado. Ambos equipos han sido multados y los jugadores argentinos Emiliano Buendía, Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso y Cristian Romero serán los que se pierdan dos partidos internacionales cada uno por “no cumplir con el Protocolo de partidos internacionales de regreso al fútbol de la FIFA”.

Los cuatro futbolistas, que militan o militaban en la Premier League (Lo Celso jugaba entonces en el Tottenham y lo hace ahora en el Villarreal), habían estado en Inglaterra en los últimos 14 días, pero no lo reflejaron así en el cuestionario de entrada en el país, inclumpliendo la cuarentena exigida. El grupo había recibido el visto bueno de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para jugar el partido tras una advertencia de las autoridades brasileñas, pero a los cinco minutos de iniciado el encuentro fueron aborados por personal de salud. El árbitro decidió entonces suspender el partido.

El Brasil-Argentina pendiente no tendrá impacto en la tabla de posiciones de las eliminatorias sudamericanas. A falta de dos jornadas, ambos están clasificados: el primero con 39 puntos y el segundo con 35, a 10 del tercero, Ecuador. La disputa por el partido pendiente, además, no está cerrada. El presidente de la AFA, Claudio Tapia, advirtió en su cuenta personal en Twitter que apelará la condena de la FIFA. “Me comprometo a hacer todos los esfuerzos necesarios (...) Nuestra prioridad es la Selección”, escribió.

La apelacióm argentina, a la que se puede sumar otra brasileña, demorará aún mas el proceso disciplinario y el tiempo apremia. Con la cita en Qatar prevista para noviembre y diciembre, y partidos de de eliminatorias aún por disputarse, no son muchas las fechas disponibles para un Brasil-Argentina sin consecuencias deportivas.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Federico Rivas Molina

Es corresponsal de EL PAÍS en Argentina desde 2016. Fue editor de la edición América. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS