Iñigo Martínez manda levantar un muro

El central, al alza tras renunciar a la Eurocopa, lidera junto a Vivian la defensa bilbaína menos goleada desde 1985

Iñigo Martínez, ante Alves en la Copa.
Iñigo Martínez, ante Alves en la Copa.Miguel Toña (EFE)

Los datos son concluyentes desde que Marcelino García se hizo cargo del Athletic en enero pasado: los números defensivos han mejorado hasta tal punto de que en la Liga su equipo presenta este curso unos porcentajes que sólo mejoraron los rojiblancos en dos temporadas desde que se inició el campeonato en la temporada 1928-29. En la campaña 1969-70, bajo las órdenes de Ronnie Allen, los bilbaínos encajaron 20 goles en 30 partidos de la competición doméstica, con una media de 0,67 por encuentro. Acabaron segundos por detrás del Atlético de Madrid. En la temporada 1984-85, con Javier Clemente en el banquillo, en 34 partidos la media fue de 0,76 dianas recibidas por choque. Zubizarreta recibió 26 goles. El Athletic fue tercero y alcanzó la final de Copa.

En la presente temporada, el equipo de Marcelino ha recibido 17 goles en 22 partidos de Liga, con una media de 0,77 goles por partido. Cinco de esos goles los encajó Julen Agirrezabala, que será titular este jueves en la Copa frente al Real Madrid (21.30), en los cuatro choques que jugó. Unai Simón, el portero titular, recibió 12 goles en 18 partidos (0,66 de media), y dejó la portería a cero en ocho encuentros.

Pero el afán defensivo rojiblanco no sería igual sin la presencia en el centro de la defensa de Iñigo Martínez (Ondarroa, Bizkaia; 30 años), como Unai Simón internacional con Luis Enrique, y que está realizando una temporada espléndida.

El central del Athletic, que renunció a jugar la Eurocopa después de confesar que no estaba al cien por cien ni física ni mentalmente, regresó a la competición con las pilas cargadas y se ha convertido en el mejor jugador del equipo partido tras partido. La apuesta que realizó Josu Urrutia, pagando en enero de 2018 los 32 millones de su cláusula de rescisión a la Real Sociedad al día siguiente de perder a Aymeric Laporte, que se marchó al Manchester City, salió ganadora. Marcelino García está encantado con su rendimiento.

Además, el jugador vizcaíno ha vuelto a la selección. Tal vez el único borrón del central rojiblanco desde que llegó a Bilbao sea su escasa fortuna cuando el rival es su antiguo equipo, la Real. De los seis penaltis que ha cometido, tres fueron contra el equipo donostiarra. Además, fue expulsado en el partido de ida de la Liga en Anoeta (1-1).

En 11 partidos, Martínez ha coincidido en el campo con Dani Vivian (Vitoria, 22 años), y en cada una de esas ocasiones el Athletic ha obtenido un resultado positivo, nunca perdió. De hecho Vivian es el primer jugador del Athletic que no ha perdido ninguno de sus primeros 12 encuentros como titular en los últimos 90 años. Los números del equipo bilbaíno con él son de Champions. Además, pese a su contundencia, no ha visto ni una sola tarjeta amarilla. Frente al Rayo Vallecano, en el último partido liguero, que ganó el Athletic (0-1), la pareja de centrales firmó unos números impresionantes: 37 recuperaciones, 23 despejes y 20 bloqueos a disparos de sus rivales. Son un muro.

Sin embargo, la media de remates que el Athletic ha recibido por partido es la más alta de los últimos seis años (12,59), cifras que contrastan con los 9,89 que recibió en la campaña 2019-20, bajo las órdenes de Garitano. Claro que entonces el equipo encajaba un gol por partido. De hecho, sólo ha bajado de esa media en la presente temporada en su trayecto de los últimos cursos, y hay que remontarse a ese año de 1985 para encontrar una mayor contundencia atrás.

De todas formas, los remates son, con la pareja titular de centrales en el campo, en muchas ocasiones rechazados por la defensa o realizados desde lejos. La sensación defensiva del equipo es de seguridad. La incorporación de Yuri Berchiche en el lateral izquierdo, después de varios meses sin jugar por una pubalgia, aporta calidad y dinamismo a la línea de cuatro que dispone Marcelino, que confiesa que frente al Real Madrid no renunciará a sus principios: “Iremos a la presión alta cuando inicien el juego desde atrás, es a lo que estamos acostumbrados y con lo que se sienten a gusto los jugadores”.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS