Dani Parejo: “Nunca dejé de jugar y de aprender en la calle”

Sin Gerard Moreno, lesionado, el centrocampista madrileño se ha convertido en el paso obligado de casi todos los ataques del Villarreal que este martes recibe al Manchester United

Dani Parejo durante un partido de Champions, esta temporada.
Dani Parejo durante un partido de Champions, esta temporada.Aitor Alcalde Colomer (Getty Images)

El Manchester United arrastra su crisis hasta el viejo Madrigal (18:45 horas, Movistar) para dirimir el primer puesto del imprevisible Grupo F de la Champions. El partido enfrenta a dos equipos con muchas incógnitas en su funcionamiento pero no hay ninguna duda de que Dani Parejo Muñoz (Madrid, 1989) es el eje de este Villarreal. Por él pasan casi todas las pelotas que recupera o juega su equipo.

Pregunta. ¿Usted es jugador de academia o de calle?

Respuesta. A mí siempre me ha gustado la calle. En Coslada he jugado en los equipos de mi barrio. Me considero un chaval de calle, aunque haya estado en la escuela del Madrid muchos años. Eso me hizo crecer muchísimo pero nunca dejé de jugar y de aprender en la calle.

P. ¿Por qué los jugadores de calle hacen cosas diferentes?

R. Cuando juegas de pequeño en el parque, con 10 o 12 amigos, todos contra todos y un portero, estás todo el rato jugando contra ocho o nueve y aprendes a salir de situaciones complicadas. Inconscientemente, porque cuando eres niño no analizas por qué haces una cosa y no la otra. Pero al final el cerebro va captando problemas que en el futuro vuelven a aparecer y solucionas tú solo sin que un entrenador te diga nada.

P. ¿Qué partido imagina contra el United?

R. En Old Trafford hicimos un grandísimo partido a pesar de perder 2-1. Merecimos ganar con más de un gol de diferencia. Muchas veces el fútbol no es justo. El United tiene jugadores para optar a ganar la Champions. Pero jugamos a estilos diferentes. Ellos destacan por las acciones individuales. Nosotros nos caracterizamos por todo lo contrario: nuestro fuerte es el bloque, lo colectivo.

P. Los dos empezaron la temporada con dudas. Pero el Villarreal se está sobreponiendo mientras que el United se hunde.

R. Cuando juegas contra una de las mejores plantillas del mundo es difícil ver ventajas. Ellos están teniendo peores resultados de los que todos imaginábamos. Pero aquí sacarán su mejor versión. Nosotros intentaremos que disminuyan sus virtudes.

El United tiene jugadores para ganar la Champions. Pero jugamos a estilos diferentes. Ellos destacan por las acciones individuales. Nosotros nos caracterizamos por todo lo contrario

P. ¿Qué jugador es más influyente, Cristiano o Bruno?

R. El más decisivo es Cristiano. A nosotros nos marcó en el minuto 92, al Atalanta en el 47 de la primera parte y en el 91. Al Young Boys le marcó en Suiza... Bruno Fernandes no hace goles de la nada. Te puede sacar un tiro, te puede hacer un regate y meterte un gol por la escuadra porque sus condiciones son increíbles, pero es muy diferente.

P. El Villarreal ha acumulado lesionados desde que comenzó la temporada. Este domingo tenía cinco futbolistas importantes en el parte de bajas: Gerard Moreno, Capoue, Alcácer, Danjuma, Yeremy… ¿A qué atribuye tantos problemas físicos?

R. El año de la pandemia fue muy exigente. Tener que entrenar en casa individualmente, jugar partidos cada menos de 72 horas cuando se reanudaron las ligas, asumir esas cargas y esos viajes… creo que el cuerpo no está acostumbrado y el tiempo de adaptación provoca muchas lesiones.

P. Sin Moreno, que ayuda a orientar las jugadas cuando baja, usted se convirtió en paso obligado de casi todos los ataques del Villarreal. ¿Esto no lo expuso demasiado al marcaje de los rivales?

R. A mí me gusta estar mucho en contacto con la pelota, tener el balón, manejar los tiempos. Que los compañeros me busquen y quieran jugar conmigo significa que para ellos soy importante. Es de agradecer la confianza que me han dado desde el primer día. Pero los rivales no son tontos. Estudian, ven vídeos, te analizan. Muchas veces, si me intentan tapar a mí debemos tratar de saltar líneas o buscar otras alternativas. A veces puedes ayudar más sin tocar el balón que tocándolo.

P. ¿Cómo se desmarca cuando toda la táctica del contrario depende de que le tapen a usted?

R. Lo más importante es leer el juego. Dónde está la pelota y dónde están los rivales. Muchas veces la pelota está a 50 metros y eres consciente de que es imposible que la vayas a recibir, pero te vas ubicando en algún lugar donde crees que está el porcentaje más alto de posibilidades de que la pelota pase por ahí con los rivales lo más alejados posible. En el fútbol de hoy lo más difícil es tener tiempo y espacio. Con tiempo para pensar y ejecutar todos los jugadores somos mucho mejores. Sin tiempo y espacio las cosas se te complican. Debes intentar ganar el mayor tiempo posible cuando tienes el balón y, sobre todo, antes de tenerlo. La clave es pensar antes de recibirlo para poder tener más tiempo para pensar una vez que lo tienes.

En el fútbol de hoy lo más difícil es tener tiempo y espacio. La clave es intentar ganar el mayor tiempo posible cuando tienes el balón y, sobre todo, antes de tenerlo

P. ¿Cómo se fabrica el tiempo?

R. Los controles te ayudan, si consigues alejarte del adversario con ese toque. Así puedes hacer superioridades. Pero si no quieres depender tanto del gesto técnico, lo mejor es anticiparte a lo que puede ocurrir, incluso aprovechándote de los movimientos de tus compañeros.

P. ¿Se siente más cómodo teniendo mucha gente que le busca para darle el balón o teniendo mucha gente que se le desmarca para recibir su pase?

R. Cuando tengo varias líneas de pase. Así es difícil perder la pelota porque aumentan tus opciones para jugar. Lo complicado es encontrar el mejor destino de tu pase con poco tiempo para pensar, y teniendo tres o cuatro alternativas. ¿Cuál es el pase que le da más ventajas a mis compañeros? ¿Cuál es el que debilita más al rival? ¿Cuál es el que rompe una línea para atacar? Decidir eso es lo más difícil.

P. ¿El 4-3-3 facilita ese escalonamiento que necesita para multiplicar sus opciones de pase?

R. Los buenos escalonamientos, más que con el esquema se consiguen a base de entrenar cosas en las que Emery insiste mucho. Depende de si juegas en casa o fuera, de las cualidades del rival, y de tus jugadores. Nosotros a veces jugamos con Pino o Chukwueze en la derecha, y en la izquierda con Trigueros o Moi. Ahí depende de lo que quiera el míster. Unos como Trigueros te dan escaleras intermedias para pasar mucho más y te dan más control del balón. Otros te dan verticalidad porque corren al espacio y buscan la espalda de los defensas. Si quieres eso pues debes meter a Chukwueze, Pino o Peña.

P. Cuando elige el pase, ¿la opción más sencilla suele ser la mejor?

R. Muchas veces un pase de dos o cinco metros es mejor que uno de 20, o un cambio de orientación. Como en Old Trafford en la jugada del 0-1, cuando viene Paco Alcácer a recibir arrastrando con él a Varane, descarga y detrás de Varane ya se ha generado un espacio al que corre Trigueros. Cuando juegas un pase así, aunque el delantero venga apretado, sabes que el delantero te la va a devolver y atraerá no solo al defensa sino a todo el equipo rival. Cuando juegas por dentro los jugadores contrarios tienden a cerrarse. Entonces tú juegas ahí y cuando el punta te devuelve el balón ya sabes que por afuera el campo está libre. Si juegas adentro, se abre afuera; si vas por afuera el rival bascula y a la segunda el espacio se te abre adentro. Se trata de buscar alternativas dependiendo de cómo se comporte el contrario.

P. Pau Torres es el único futbolista del Villarreal que da más pases que usted. ¿Es un mediocampista disfrazado de central?

R. No. Creo que está definido como central zurdo. Por desgracia hay muchos menos centrales zurdos que diestros. Tener esa salida por izquierda es muy ventajoso, especialmente con el nivel de Pau, su facilidad para desplazar la pelota, el control, la salida. Nos da muchísimas ventajas.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS