El Athletic se consolida frente al Villarreal

Berenguer falló un penalti, pero Muniain acertó con el suyo y le dio tres puntos merecidos a los bilbaínos (2-1)

Raúl García marca el primer gol del Athletic ante el Villarreal
Raúl García marca el primer gol del Athletic ante el VillarrealAFP7 vía Europa Press (Europa Press)

El Villarreal está más acostumbrado a jugar que el Athletic, al menos en el último mes. Se enfrentó a Osasuna el domingo pasado, el miércoles al Young Boys en la Champions y desde Suiza viajaba a San Mamés, donde se encontraba un equipo que lleva tres semanas sin tocar bola, desde antes del parón de selecciones, con un partido aplazado de por medio. ¿Es bueno o malo? Según se mire. El resultado sentencia. En este caso, la balanza se inclinó hacia los que descansaron. A los jugadores del Villarreal les pesaron las piernas cuando les tocó remontar.

ATHAthletic
Athletic
2
Unai Simón, Íñigo Martínez, Balenziaga, Lekue, Daniel Vivian, Dani García (Vesga, min. 89), Muniain (Nico Williams, min. 87), Berenguer (Oier Zarraga, min. 86), Unai Vencedor, Raúl García (O. Sancet, min. 71) y Williams (Villalibre, min. 71)
VLL Villarreal
1
Villarreal
Rulli, Pau Torres, Estupiñán, Albiol, Juan Foyth (Aurier, min. 64), Parejo, Yeremy Pino (Raba, min. 62), Coquelin (Alberto Moreno, min. 62), Capoue, Arnaut Danjuma y Gerard Moreno (Chukwueze, min. 20)
Goles 1-0 min. 13: Raúl García. 1-1 min. 31: Coquelin. 2-1 min. 76: Muniain.
Árbitro Guillermo Cuadra Fernández
Tarjetas amarillas Juan Foyth (min. 53), Alberto Moreno (min. 75) y Estupiñán (min. 79)

En principio parecía bueno para el Athletic esa prolongada vacación de partidos que le ha mantenido en barbecho y fresquito. Esa es la impresión que dio la primera media hora de un San Mamés que recuperó color, pero no calor, al menos ambiental, que la temperatura empieza a bajar con el otoño bilbaíno. Apostó fuerte de inicio. A los 11 minutos, Williams ya había estrellado una pelota en el larguero después de un eslalon de Muniain, y dos minutos más tarde, con el Athletic desatado y el Villarreal desaparecido, un contragolpe de manual abrió la lata. Empezó Balenziaga por su banda, cedió veloz a Muniain, que encontró la apertura hacia Williams, que ya en el área, se la puso atrás a Raúl García, que llegaba para fusilar a Rulli. Poco más tarde, las noticias se hicieron todavía peores para el Villarreal, porque Gerard Moreno pidió el cambio. La referencia del equipo amarillo se iba por una lesión muscular.

El Athletic seguía igual, con mando en plaza, sin permitir la reacción de equipo de Emery, blando en su área, que permitió a Iñigo Martínez rematar un córner sin oposición alguna, salvo la de Rulli, que salvó con la rodilla. Pero tal vez el vigor competitivo, el hecho de jugar tantos partidos seguidos, despertó al Villarreal a la media hora. Casi de forma imperceptible fue cogiendo tono, y en una de estas, Danjuma, potente, se llevó una pelota, primero por velocidad, y luego a trompicones, para un centro al área, que tras el rechace le cayó a Coquelin. El disparo del francés golpeó en Iñigo Martínez y despistó a Unai Simón.

Tras el descanso volvió el Athletic por el camino por el que empezó el partido. Se trataba de dominar, de amasar el juego buscando la fatiga rival y alguna acción afortunada. Lekue tuvo una ocasión, en un disparo a la media vuelta que Rulli desvió a saque de esquina. Fue poco después de un susto que dio Danjuma, que otra vez se puso en velocidad de crucero para disparar a mayor gloria de Unai Simón. Poco después, el Villarreal perdió a Foyth por lesión y agotó sus ventanas de cambios con la entrada de Serge Aurier, doble contratiempo, pero hubo más, porque a los 75 minutos, el VAR avisó al árbitro de un pisotón de Alberto Moreno a Vencedor. Era penalti que transformó Muniain, el mejor rojiblanco de la noche. No habían pasado conco minutos, cuando el capitán fue zancadilleado por Estupiñán. Esta vez, cedió el privilegio de lanzarlo a Berenguer, pero el Athletic no sabe cerrar los partidos. Rulli adivinó la intención del navarro y desvió su disparo, lo que consiguió que la grada de San Mamés viviera en tensión hasta el pitido final del árbitro. El Villarreal, ya muy cansado, siguió porfiando, pero no le alcanzó para empatar. El Athletic se consolida con su cuarta victoria.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS