McLaren prolonga su fiesta en Sochi

Norris le sirve al equipo británico su primera ‘pole’ en nueve años al superar a Sainz, que arrancará el segundo, su mejor posición de salida

Lando Norris celebra haber ganado la pole del Gran Premio de Rusia en Sochi.
Lando Norris celebra haber ganado la pole del Gran Premio de Rusia en Sochi.Yuri Kochetkov / POOL (EFE)

Dos semanas y una carrera después de lograr un doblete histórico en Monza, McLaren prolongó su celebración en Rusia, donde sacó tajada de una cronometrada de las peligrosas, en unas condiciones delicadísimas, con el asfalto medio húmedo y un frío de mil demonios (alrededor de 13ºC en el ambiente), las peores circunstancias para que las gomas entren en su ventana óptima de trabajo.

La lluvia dio un respiro a la caravana del Mundial de Fórmula 1 pocos minutos antes de la cronometrada, por más que las dos primeras cribas (Q1 y Q2) se disputó con la pista mojada y todos los monoplazas calzados con gomas de agua. Fue al final de la tercera (Q3) y con Max Verstappen ya eliminado –el holandés cambió el motor de su Red Bull y saldrá el último (14:00 horas, Movistar Fórmula1 y Dazn)–, que los más valientes y los que menos tenían que perder se la jugaron con los compuestos lisos. De todos ellos, los más intrépidos fueron Lando Norris y Carlos Sainz, que se las apañaron para dominar las sacudidas que les soltaron sus coches y que formarán en la primera línea cuando los semáforos se apaguen.

Se trata de la primera ‘pole’ del británico y la primera de McLaren desde la que Lewis Hamilton se adjudicó en el Gran Premio de Brasil de 2012. En el caso del español, que se quedó a un tris de estrenarse, la segunda plaza supone su mejor posición en el Mundial. George Russell volvió a justificar la decisión de Mercedes de promocionarle el año que viene, y colocó a su Williams el tercero, justo por delante de Hamilton. Fernando Alonso, a su vez, partirá el sexto.

“Fue una sesión frenética”, soltó Norris, que esperó al último instante para lanzar su ataque definitivo, circunstancia que le permitió beneficiarse del mejor agarre de la pista, que evolucionó alguna que otra décima a cada giro con el rodar de los bólidos. “Fue muy complicado desde el principio. Y, a pesar de que fui de los primeros en cruzar la meta –en su última vuelta rápida–, estoy contento a pesar de ello”, convino Sainz.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción