SUPERLIGA

La demanda de la Superliga contra la UEFA llega a la justicia europea

El juez que dictó medidas cautelares abre la misma vía del caso Bosman

Florentino Perez, y el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.
Florentino Perez, y el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.Mike Kireev/NurPhoto via Getty Images

El magistrado del Juzgado de lo Mercantil 17 de Madrid, Manuel Ruiz de Lara, que dictó medidas cautelares contra cualquier intento de la UEFA y de la FIFA de paralizar la Superliga y de que estos organismos sancionaran a los clubes implicados, ha abierto la misma vía judicial por la que transcurrió el denominado caso Bosman al elevar su demanda al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Este es el mismo procedimiento que inició un juez belga y por el cual, a partir de 1995, el citado tribunal estableció la libre circulación de los futbolistas en los países de la Unión Europea.

MÁS INFORMACIÓN

Según informó Confilegal y confirmó este periódico con fuentes cercanas al proceso, el magistrado Ruiz de Lara ha elevado una cuestión prejudicial ante el TJUE para que determine si la UEFA y la FIFA ejercen un monopolio sobre la explotación y la organización de las competiciones internacionales de clubes y si este es contrario al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Este movimiento pone en jaque a la UEFA, que ayer dio el primer paso para sancionar al Real Madrid, al Barcelona y a la Juventus, los tres clubes que no han abandonado el proyecto de la Superliga. El organismo que rige el fútbol europeo confirmó el inicio de una investigación disciplinaria contra estos tres clubes, pero este nuevo paso judicial pone en claro riesgo el proceso disciplinario iniciado. “De acuerdo con el artículo 31(4) del Reglamento Disciplinario de la UEFA, los Inspectores de Ética y Disciplina de la UEFA han sido designados para llevar a cabo una investigación disciplinaria en relación con una posible violación del marco legal de la UEFA por parte del Real Madrid, el Barcelona y la Juventus en relación con el llamado proyecto de la Superliga”, señaló el organismo europeo.

La elección del panel de inspectores es el paso previo a la apertura de expediente del que debe emanar una propuesta de sanción o el archivo del caso. La sanción podría suponer la exclusión de los equipos investigados de las competiciones europeas durante dos años.

Medida de presión

Los tres clubes son los únicos de los 12 fundadores de la Superliga que no se han distanciado del proyecto pese a las amenazas sancionadoras de la UEFA y de la FIFA y de la avalancha de críticas de los aficionados y del resto de clubes de las ligas nacionales. Manchester United, Liverpool, Manchester City, Chelsea, Tottenham, Arsenal, Milan, Inter de Milán y Atlético de Madrid se retiraron la semana pasada tras firmar una “declaración de compromiso del club” que incluye una serie de pasos de “reintegración” entre los que se encuentra el pago de 15 millones de euros para el desarrollo del fútbol y entidades benéficas.

La UEFA ya advirtió la semana pasada que trasladaría a sus órganos disciplinarios la negativa de los tres clubes rebeldes a firmar su reintegración. El anuncio de la elección de los inspectores forma parte de su estrategia de presión ante la que la terna de clubes, de momento, no ceden y apelaron primero a las medidas cautelares que dictó juez de lo mercantil en Madrid por las cuales no podían ser sancionados. Ahora, con la intervención del TJUE, la batalla judicial por el futuro y el control del fútbol europeo puede desencadenar un seísmo similar al que produjo el caso Bosman.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50