Superliga Europea

Boris Johnson: “Los planes de una Superliga europea serían muy dañinos para el fútbol”

El primer ministro británico critica el proyecto de nueva competición de los 12 grandes clubes rebeldes al igual que el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas: “Va en contra de los valores europeos de diversidad e inclusión”

Boris Johnson, a la salida del 10 de Downing Street el pasado miércoles. En vídeo, sus declaraciones este lunes sobre la Superliga.ANDY RAIN / EFE / VÍDEO: REUTERS-QUALITY

El anuncio de la creación de una Superliga europea que realizaron este lunes de madrugada 12 de los principales clubes de fútbol de Europa ha suscitado reacciones no solo en el ámbito deportivo, sino también en el de algunos de los principales gobiernos del continente. Entre ellos, el más crítico ha sido el primer ministro británico, Boris Jonhson, que ha visto cómo seis equipos de la Premier aparecían en la lista de fundadores del campeonato. Reino Unido se presenta como el país con mayor número de representantes en el proyecto. “Los planes de una Superliga europea serían muy dañinos para el fútbol. Golpearían el corazón del deporte doméstico y preocuparían a los aficionados de todo el país. Los clubes implicados deben responder ante sus aficionados”, dijo Johnson.

Al otro lado del canal de la Mancha, el presidente francés, Emmanuel Macron, tampoco se mostró partidario de la nueva competición, en la que por ahora no aparece ningún equipo del país: “El presidente de la República ve con buenos ojos la posición de los clubes franceses de rechazar participar en un proyecto de Superliga europea que amenaza el principio de solidaridad y mérito deportivo”, dijo a través de un comunicado difundido por El Elíseo.

Más información

Bruselas no es ajena a la pretendida revolución en fútbol europeo. El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Cultura y Educación, Margaritis Schinas, criticó la iniciativa al considerar que va en contra de valores que promueve la Unión Europea como la diversidad y la inclusión. “Debemos defender un modelo de deporte basado en valores europeos como la diversidad y la inclusión. No cabe reservarlo a algunos clubes ricos y poderosos”, escribió en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

También se ha manifestado en contra el proyecto el grupo de Deportes del Parlamento europeo: “La competición cerrada propuesta de clubes superricos formaría una casta privilegiada fuera de las estructuras del fútbol europeo de clubes, sin otro propósito que el de producir beneficios”. Por todo ello, la Comisión Europea anima a las ligas nacionales y a los grandes equipos a resolver sus diferencias mediante un arbitraje o ante los tribunales, informa Bernardo de Miguel desde Bruselas.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50