LIGA DE CAMPEONES

Neymar y Mbappé, por fin juntos

Pochettino invoca ante el Bayern a las dos figuras del PSG, que solo se han asociado en dos partidos de los siete que han disputado juntos en eliminatorias de Champions

Mbappé y Neymar celebran la victoria del PSG en Múnich.
Mbappé y Neymar celebran la victoria del PSG en Múnich.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

Casi cuatro años después de que el Paris Saint-Germain pagara 400 millones de euros por reunirlos, Neymar le dio un pase de gol a Mbappé en un partido de eliminatorias directas de Champions. Sucedió en Múnich, hace una semana, cuando el brasileño asistió al francés en el gol que abrió el marcador en la ida del que hasta ahora ha sido el cruce más espectacular que ha ofrecido la presente edición de la Liga de Campeones. Esta noche en el Parque de los Príncipes el PSG deberá defender el 2-3 con algo más que un autobús si pretende tener garantías de alcanzar las semifinales a costa del Bayern. Los focos vuelven a iluminar a Neymar y Mbappé, la pareja más dotada del fútbol mundial, pero no la más cómplice.

La baja por lesión de Marquinhos, el mejor defensa de la plantilla y el auténtico líder espiritual del PSG, convertirá cualquier repliegue duradero ante el Bayern en una lotería. Puesto a resolver el dilema, Mauricio Pochettino, el entrenador, advirtió ayer que sus jugadores deberán atacar mejor. En la memoria del técnico gravitan estadísticas preocupantes en la medida en que indican descontrol. Apenas un 27 % de posesión en la vuelta contra el Barça en octavos, para realizar tres tiros a puerta y recibir 10, y solo un 64% de posesión en la ida contra el Bayern, para recibir 31 tiros y rematar seis. “Con el Barcelona en casa tuvimos muchas dificultades para conservar la pelota, incluso con Paredes y con Verratti”, dijo Pochettino, en referencia a las dos grandes ausencias que pueden lastrar la gestión del balón de su equipo contra el Bayern. “Porque no es cuestión de nombres. Es cuestión de actitud y aptitud colectiva. Contra el Bayern debemos hacer las cosas diferentes. No solo para defender sino para elaborar y hacer daño al oponente con el balón. Ese es nuestro gran desafío”.

Las palabras del técnico apuntan a Neymar y Mbappé, los jugadores que más responsabilidad asumen en su ataque. Especialmente a Neymar Júnior, que a sus 29 años ha alcanzado la madurez atlética y se maneja en el mediocampo con el mismo criterio que en la mediapunta, una cualidad que inspira a numerosos analistas a compararle con Johan Cruyff del mismo modo que equiparan las condiciones técnicas de Mbappé a las de Pelé.

No existe en el concierto del fútbol mundial un equipo con dos atacantes del calibre de Neymar y Mbappé. En un juego en el que la asociación multiplica las posibilidades creativas, la reunión de las dos figuras dota al PSG de un arma formidable. Sin embargo, durante casi cuatro temporadas la bomba casi nunca se activó en los momentos decisivos de la Champions. En el curso 2017-18, solo se registró un pase de gol, de Neymar a Mbappé, en fase de grupos, ante el Celtic; en 2018-19, solo conectaron para hacerle tres goles al Estrella Roja, también en fase de grupos; en 2019-20 se repartieron dos goles contra el Galatasaray en fase de grupos, y luego Mbappé asistió a Neymar en Dortmund en octavos, antes de pasar por unos cuartos, una semifinal y una final sin encontrarse.

Neymar y Mbappé se han alineado juntos en solo 26 partidos de Champions desde 2017, 19 de fase preliminar y siete en eliminatorias. En esos encuentros han marcado 33 tantos, diez de los cuales tras asociarse en el pase final, y muy rara vez en jornadas decisivas.

Si el 0-1 de Mbappé en Múnich es el comienzo de la colaboración por la que tanto pagaron y esperaron sus dueños cataríes, el PSG se aproximará a la conquista de la primera Champions de su historia. Pochettino tendrá entonces una cuota del mérito. El técnico que llegó en Navidades no ha logrado darle un trazo al equipo, pero sí ha conseguido infundir a sus jugadores un sentido primordial de compañerismo y solidaridad que no tenían. Especialmente Neymar en relación con Mbappé, a quien durante años trató con desdén o indiferencia.

34 millones de euros netos

Ahora parece que se entienden. Justo cuando ambos avanzan hacia la conclusión de sus contratos, en junio de 2022. Si Mbappé no ha dado señales de querer renovar —aspira a ganar tanto como Neymar y el PSG le ofreció poco más de la mitad, debido al control financiero—, el brasileño parece resignado a acomodarse en el único club que acepta su modo de vida. Como dijo su agente Wagner Ribeiro en L’Équipe: ”Ningún club en el mundo puede ofrecer a Neymar lo que le ofrece el PSG. Solo el PSG puede pagarle 34 millones de euros netos por temporada. El Madrid tiene problemas financieros; el Barça está peor todavía; en Italia no hay rival; y no creo que vaya al United o al City”.

Es poco probable que el PSG pueda retener a Mbappé y a Neymar juntos más allá de 2022. “Nuestro objetivo es ganar el título, no pasar a la semifinal”, alertó Pochettino, que debe asistir a los habituales signos de complacencia parisinos y el tiempo se agota. Se acaban las oportunidades de que una de las parejas más prometedoras de la historia del fútbol resuelva si produce algo verdaderamente grandioso o se instala en el imaginario colectivo como una fastuosa operación de márketing sin más.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50