El talento ni se pesa ni se mide

Para dar exhibiciones como las de Mbappé y Haaland no basta con ser una fuerza de la naturaleza, hay que sintonizar esa potencia descomunal con una coordinación de bailarín

¿De verdad creemos? La fascinación por el impacto modifica las perspectivas y singulariza el éxito. Creemos que los dos goleadores seriales que esta semana pasaron por España para sembrar el caos de norte a sur, son los únicos culpables de nuestras desgracias actuales y marcarán la pauta en los próximos años. Fueron ellos, pero también el PSG y el Borussia Dortmund como equipos, los que dejaron el ambiente lleno de preguntas inquietantes: ¿de verdad los grandes de ...

Más información