AUTOMOVILISMO

Adiós al mentor Adrián Campos

El expiloto valenciano fallece a los 60 años por un paro cardíaco. Entusiasta cazatalentos, fue una de las piezas clave en la trayectoria de Fernando Alonso hasta la Fórmula 1

Adrián Campos, a la izquierda, y Marc Gené.
Adrián Campos, a la izquierda, y Marc Gené.CAMPOSRACING / Europa Press

El automovilismo español despidió este miércoles por la noche a uno de los primeros pilotos capaces de meter la cabeza en la Fórmula 1, las manos en el volante de un monoplaza y una silla en los despachos. Adrián Campos, expiloto nacido en Alzira, falleció a los 60 años. Fue el equipo Campos Racing el que confirmó la muerte de Campos, su fundador y presidente, uno de los nombres propios del motor de las últimas tres décadas. Todos los indicios apuntan a un fallo cardíaco sin aviso previo.

“Hoy es el día más triste en la historia de Campos Racing. Nuestro presidente y fundador, Adrián Campos Suñer, nos ha dejado. Su corazón dejó de latir, pero su memoria será el motor que nos mantendrá a todos luchando por seguir su legado...”, informaba la estructura en su perfil de Twitter.

El valenciano, uno de los primeros españoles en la Fórmula 1 tras las incursiones iniciales de pioneros como Francisco Godia o el Marqués de Portago en los años 50, o las participaciones esporádicas de Antonio Creus en los 60 o Alex Soler Roig en los 70, disputó dos temporadas como piloto titular de la escudería Minardi, entre 1987 y 1988 (21 grandes premios en total, con una 14ª posición como mejor resultado).

Pese a cosechar resultados discretos, su buena entrada en la estructura italiana fue clave para materializar el estreno en el Mundial de Marc Gené, primero, y de Fernando Alonso, después, en ambos casos con la compañía de Faenza.

El de Alzira, nieto del empresario Luis Suñer, fundador de Avidesa, era un entusiasta cazatalentos. Ejerció de agente del asturiano desde entonces y hasta 2003, cuando entró en escena Flavio Briatore. De hecho, Campos fue quien posibilitó el debú del ovetense al volante de monoplazas —hasta ese momento competía en karts—, al ficharle como sustituto de Gené con vistas al campeonato Open Nissan de 1999, del que Alonso salió campeón (revalidó el título que Gené se adjudicó en 1998) aquel mismo año enfundado en el mono de Campos Racing.

No tardó Fernando Alonso la mañana de ayer en rebuscar en sus archivos para encontrar una foto de un jovencísimo e imberbe piloto asesorado por su mentor, Campos. La publicó y la acompañó de un sentido mensaje en recuerdo del valenciano: “Uno de los días más tristes para la familia del automovilismo. Piloto y gran impulsor de este deporte. Gracias por soñar con la Fórmula 1. Gracias por creer en los jóvenes”, escribió el campeón del mundo en su perfil oficial de Twitter.

“Sin duda, un referente de nuestro deporte en España e internacionalmente”, señalaba el también piloto de Fórmula 1 Carlos Sainz después de que también su padre, apenas dos años más joven que Campos, lamentara la pérdida de un amigo: “Sentimos mucho la muerte de Adrián Campos, piloto, mánager, emprendedor entusiasta del automovilismo español. Nuestro recuerdo y todo nuestro ánimo para toda la familia. La vida nos recuerda que nuestro camino por aquí es desconocido y puede ser caprichoso”, escribió Sainz.

También al expiloto y comentarista Marc Gené le inundaba, según sus propias palabras, una enorme tristeza. “Nos ha dejado una de las personas que más han ayudado al automovilismo en España. Sin Adrián yo nunca hubiera llegado a la F1. Gran piloto, jefe de equipo y, sobre todo, una muy buena persona”, señalaba Gené en su cuenta de Twitter.

Campeón en la GP2

El conocimiento de Campos en el ámbito de las carreras hizo que muchos de los técnicos españoles que hoy en día cohabitan en el paddock de la F1 trabajaran en algún momento bajo las lonas de sus carpas.

Más adelante, Campos fundó en 2010 el que sería el primer equipo español de Fórmula 1, el Campos Meta Racing F1 Team, con la clara intención de desembarcar en el campeonato. Sin embargo, la falta de financiación le llevó tener que vender el proyecto a José Carabante, que rebautizaría el tinglado como Hispania Racing Team.

Desde entonces, la estrategia de Campos se centró en fomentar la formación de jóvenes talentos a través de su experiencia y de la presencia en las competiciones, como por ejemplo la GP2, antesala de la F1 y ahora rebautizada como Fórmula 2, y de la que fue campeón por equipos en 2008. También fue decisivo su papel en el desarrollo del Gran Premio de Valencia que se celebró entre 2008 y 2015.

Más información

Lo más visto en...

Top 50