rally dakar | etapa 10

Brabec acelera; Peterhansel defiende el liderato

El campeón del rally en motos de 2020 gana camino de Al Ula y se queda a 51 segundos de Benavides tras el abandono de Cornejo. Monsieur Dakar, con 17 minutos de ventaja, mantiene a distancia a Al-Attiyah en coches

Kevin Benavides, líder de la general, en carrera.
Kevin Benavides, líder de la general, en carrera.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

El Rally Dakar toma velocidad. Alejado de las dunas ya el lunes, este martes la especial de 342 kilómetros entre Neom y Al Ula llevó a los competidores por un territorio en el que se imponía la montaña. Si bien, algunas pistas arenosas permitieron imponer un ritmo rápido. Y salir al ataque. Como hizo Ricky Brabec (Honda), veloz como pocos, que tomó las riendas de la especial en el kilómetro 126 pese a tener que abrir pista prácticamente durante toda la ruta. Así, el campeón de la última edición del Dakar, que ha ido remontando posiciones en las últimas etapas, sumó este martes su tercera victoria en este Rally Dakar, incluido el triunfo en la etapa prólogo. Y dio un golpe de autoridad. Su ritmo endiablado le ayudó a escalar todavía más posiciones en la general. Si un día antes era cuarto a más de 37 minutos del primero, ahora se sitúa segundo a 51 segundos escasos de su compañero de equipo Kevin Benavides, el nuevo líder de la carrera pese a ceder algo más de cinco minutos.

Los movimientos en la clasificación se explican, especialmente, por la caída de Nacho Cornejo, primer clasificado de la general este lunes tras su triunfo en la octava etapa. Un día después, un despiste acabó con él por los suelos. Y fuera de la carrera. Aunque el accidente (en el kilómetro 252) no parecía haber tenido mayores consecuencias ni para el piloto chileno, ni para su Honda. De hecho, Cornejo retomó la marcha y terminó 11º, a 17 minutos de Brabec. Su esfuerzo, mayúsculo, tras la caída, le dejaba en la tercera posición de la general, a un minuto del líder. Sin embargo, el corredor no se sintió bien al llegar a la meta y decidió abandonar para poder someterse inmediatamente a una revisión médica. La decisión se tomó de mutuo acuerdo con el equipo médico: tras el impacto sufrido existía el riesgo de que el piloto sufriera una conmoción cerebral. Completada la especial, Cornejo fue evacuado al hospital de Tabuk.

Las distancias, así pues, son ridículas entre los pilotos que pelean por llevarse esta 43ª edición del Rally Dakar cuando tan solo quedan dos etapas para llegar a la meta, en Yedda. Especialmente, entre Benavides y Brabec.

Además, la baja de Cornejo deja a otros dos rivales con hambre de más: Sam Sunderland (KTM), campeón del Dakar en 2017, octavo este martes, y Joan Barreda (Honda), segundo, a tres minutos de Brabec, se sitúan ahora en la tercera y cuarta posición de la general, separados del líder por solo 10 y 15 minutos. Un margen que en dos etapas de Rally Dakar todavía puede dar mucho de qué hablar.

Peterhansel defiende el liderato

El Dakar en coches se ha convertido en un cuerpo a cuerpo entre Stéphane Peterhansel (Mini) y Nasser Al-Attiyah (Toyota), que tratan de arañar segundos al cronómetro mientras Carlos Sainz (Mini) sigue descolgándose del liderato cada un día un poco más. Cuarto este martes camino de Al Ula –a cuatro minutos del ganador, el saudí Al Rajhi (Toyota) –, el madrileño pilota ya sin la ansiedad de remontar posiciones, consciente de que solo una carambola le permitiría recortar esa hora que hoy le separa del francés, líder de la general.

Sus dos rivales, sin embargo, no levantan el pie del acelerador. Menos de 50 segundos separaron a ambos en la clasificación de la especial del día, que completaron en el segundo y el tercer puesto, el que ocupó Peterhansel, que no sufrió demasiado pese a ser el encargado de abrir pista. Hoy son 17 los minutos de margen que le separan de Al-Attiyah en la general a falta de dos etapas para completar el Dakar.

Más información

Lo más visto en...

Top 50