EUROLIGA | KHIMKI, 75 - BARÇA, 87

Higgins lidera el plácido triunfo del Barça ante el colista de la Euroliga

Calathes da 15 asistencias, plusmarca en el equipo azulgrana, que captura 21 rebotes más que el Khimki

Higgins, con el balón, ante Devin Booker.
Higgins, con el balón, ante Devin Booker.YURI KOCHETKOV / EFE

Cory Higgins dio un recital en la cancha del Khimki (75-87), donde el Barça dominó y mantuvo a raya a un rival con los síntomas depresivos propios de su espiral de derrotas y su condición de colista de la Euroliga. El jugador californiano, ahijado de Michael Jordan, lideró el triunfo de su equipo con una demostración de su calidad y capacidad para destacar en todas las facetas del juego, con 18 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 4 robos de balón, además, sin ninguna pérdida.

Calathes propulsó el juego del Barça con 15 asistencias, la plusmarca en la historia del equipo azulgrana, aunque el base greco estadounidense logró su récord hace un año cuando todavía jugaba en el Panathinaikos y sumó 18 en un partido ante el CSKA.

La abrumadora superioridad de los azulgrana en el rebote, con 40 capturas, por solo 19 del Khimki, sentó las bases para que sus jugadores se sintieran cómodos y fueran ampliando su ventaja en el marcador, especialmente a partir del tercer cuarto. La primera parte fue de un constante intercambio de golpes y las lagunas de ambas defensas dejaron insatisfechos tanto a Jaskevicius como a Kurtinaitis. El Khimki salió en tromba y dinamitó la defensa del Barça con tres triples seguidos. Pero Abrines respondió de inmediato y restableció la igualdad.

La irrupción de Kuric, letal en el tiro, convirtiendo los cuatro triples que lanzó, ayudó a su equipo a situarse por delante en el marcador, incluso a abrir una primera brecha interesante (36-45). El Khimki se fiaba a sus notables porcentajes de acierto en los triples, con Shved siempre lanzando desde posiciones a veces lejanísimas. El Barça apretó en defensa en la segunda parte y aprovechó a la perfección los agujeros que dejaba la defensa del equipo ruso. Calathes y Higgins, además de penetrar en ocasiones entre las débiles líneas del Khimki, asistieron a los pívots y el Barça obtuvo un surtido de canastas muy cercanas al aro. El cuadro azulgrana llegó a dominar por 20 puntos ante un rival que sumó su décima derrota seguida y que ganó su último partido europeo el 17 de noviembre.

El equipo azulgrana, a pesar de las bajas de los lesionados Davies y Claver, y la Mirotic, que sigue ausente por motivos personales, sumó su segundo triunfo seguido en la Euroliga, muy necesario tras sus tres derrotas anteriores y ante la perspectiva de su segundo partido consecutivo en Moscú, el viernes, pero esta vez ante el líder de la competición.

Khimki, 75; Barça, 87

Khimki Moscú: Zyatsev (2), Shved (23), Vialtsev (3), Karasev (5), Booker (13) –equipo inicial-; McCollum (10), Monia (0), Voronov (2), Bertans (6) y Mickey (11).

Barça: Calathes (8), Higgins (18), Abrines (11), Smits (12), Pustovyi (5) –equipo inicial-; Westermann (0), Hanga (4), Bolmaro (0), Badji (0), Oriola (9), Sergi Martínez (2) y Kuric (18).

Parciales: 26-26, 22-28, 12-19 y 15-14.

Árbitros: Ryzhyk, Hordov y Vylicky. Señalaron una falta antideportiva a Mickey.

Arena Mytischi de Moscú. 19ª jornada de la Euroliga.


Lo más visto en...

Top 50