Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

So noquea a Nakamura y jugará su 1ª final contra Carlsen

El noruego elimina a Niepómniachi por 2,5-1,5 y 2-2

El jugador en mejor forma se enfrentará al campeón del mundo en la final (domingo y lunes) del Skilling Open, el primer torneo de rápidas por internet (Chess24) del circuito Champions Chess Tour. El estadounidense Wesley So confirmó que, a pesar del empate de hoy, ahora es más fuerte que su compatriota Hikaru Nakamura, quien fue el principal rival de Magnus Carlsen en los torneos anteriores durante la pandemia. El noruego mantuvo a raya (2-2) al ruso Ian Niepómniachi tras derrotarlo el viernes (2,5-1,5).

El primer asalto Niepómniachi-Carlsen fue de gran interés. Todo indicaba que el campeón, con negras, iba a dejar el duelo casi visto para sentencia tras el triunfo de la víspera en la primera manga; y que además podía firmar una obra maestra de ataque al rey. Pero no vio la jugada precisa que redondeaba el arte, y pronto quedó perdido. Victoria muy balsámica para el ruso, quien el viernes había desperdiciado sendas posiciones ganadoras en las partidas segunda y tercera.

Pero la alegría de Niepómniachi duro poco. Aunque aguantó bien unos 40 movimientos en el segundo asalto, luego falló y perdió. El ruso luchó, eso sí, de forma admirable para salvar el tercero con blancas tras quedar claramente peor en la apertura. Y volvió a pelear hasta la extenuación en el cuarto, pero sin inquietar nunca al escandinavo, quien forzó el empate cuando tenía ventaja para ganar.

El comienzo del otro duelo tampoco fue apto para cardiacos. Todo indicaba que So iba a ratificar su triunfo de la primera manga (2,5-1,5) porque jugó muy bien desde la apertura y logró ventaja ganadora. Pero, tal vez por un exceso de confianza raro en él, cometió un error impropio de su nivel cuando solo tenía que empujar para ganar, y permitió que Nakamura arrancase medio punto por jaque continuo. La esperanza del favorito -Nakamura ha demostrado durante la pandemia que es el mayor rival de Carlsen en las modalidades rápidas- seguía viva, a pesar de sufre un claro bache desde el Campeonato de EEUU.

La historia se repitió en el segundo, con el matiz de que So incluso tuvo que defenderse para no perder. Pero el exfilipino desenfundó su agridulce pragmatismo -su juego rara vez enamora al aficionado medio, pero es muy eficaz- para forzar un empate rápido con blancas en el tercero y aguantar como una roca en el cuarto para firmar el empate que le daba el billete para la final.

Siempre desde su maximalismo, Carlsen manifestó hace poco que su máximo nivel de juego se vio en el primer trimestre de 2019, y que desde entonces ha mostrado un nivel “mediocre”, pero suficiente en todo caso para ganar el primer circuito de rápidas de Chess24 (cinco torneos rápidos por internet entre abril y septiembre). Ahora bien, tumbar a So es difícil incluso para él, y más aún si el estadounidense juega como lo viene haciendo desde que ganó el Campeonato de EEUU, que este año también fue de rápidas por internet.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información