Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Olimpiada de Ajedrez también se aplaza a 2021

La Federación Internacional reconoce la inviabilidad en agosto de un certamen con 3.000 personas

Ambiente típico de una Olimpiada de Ajedrez poco antes del inicio de una ronda, en Batumi (Georgia), 2018 Ampliar foto
Ambiente típico de una Olimpiada de Ajedrez poco antes del inicio de una ronda, en Batumi (Georgia), 2018
Yekaterimburgo (Rusia)

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio ha precipitado una decisión similar sobre la 44ª Olimpiada de Ajedrez, prevista para la primera quincena de agosto en Moscú, que pasa a las mismas fechas de 2021. La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) desde 1999, no tenía otra salida en esta coyuntura, dado que esa competición bienal mueve a unas 3.000 personas de casi 200 países.

El comunicado oficial se puede resumir así: “La misión de las Olimpiadas de Ajedrez, más allá de los resultados deportivos, es promover nuestro juego y unir a sus amantes en un auténtico festival deportivo. Pero, al mismo tiempo, la FIDE está profundamente preocupada por la creciente pandemia del COVID-19 y su impacto en las vidas humanas”.

Tanto la versión paralímpica de la Olimpiada como el Congreso de la FIDE, previstos para finales de julio en la ciudad siberiana de Janti Mansiisk, quedan igualmente aplazados para las mismas fechas de 2021. Estos cambios obligarán a mover asimismo la Copa del Mundo, programada par agosto de 2021 en Minsk (Bielorrusia). La FIDE no ha decidido todavía si las Olimpiadas de Ajedrez pasarán a disputarse en los años impares desde 2021 o si mantiene la de 2022, también en Minsk.

Arkady Dvorkóvich, presidente de la FIDE, durante el discurso inaugural del Torneo de Candidatos en Yekaterimburgo, el pasado día 16 ampliar foto
Arkady Dvorkóvich, presidente de la FIDE, durante el discurso inaugural del Torneo de Candidatos en Yekaterimburgo, el pasado día 16

Hace unos días, la FIDE anunció que tomaría la decisión sobre la Olimpiada en mayo. Pero el anuncio del COI sobre los Juegos de Tokio ha quitado todo margen de maniobra al presidente de la FIDE, Arkady Dvorkóvich, quien tiene otro motivo adicional para no correr riesgo alguno en este asunto. El Torneo de Candidatos que se disputa en Yekaterimburgo (Rusia), donde hoy es día de descanso, es la única competición de primera fila mundial de cualquier deporte que no se ha suspendido o aplazado.

Dvorkóvich logró un permiso excepcional del Gobierno de Rusia -del que fue primer ministro adjunto antes de ser elegido presidente de la FIDE- porque el Torneo de Candidatos solo tiene ocho participantes, hay medidas preventivas muy severas para evitar infecciones por coronavirus y la incidencia de la pandemia en Yekaterimburgo es bajísima por ahora, según las estadísticas oficiales. Aún así, la decisión de que el torneo continúe ha provocado numerosas críticas, incluso de algunos de los participantes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información