Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia cortocircuita al Barça

Tobey, Doornekamp, Dubljevic y San Emeterio convierten en insuficiente la solitaria pelea de Mirotic, rinden al campeón (78-82) y se clasifican para semifinales

Valencia Basket Barcleona
Davies lanza entre Labeyrie, Tobey y Doornekamp.
Copa del Rey Cuartos

Finalizado

Desde el sorteo de emparejamientos de la Copa, celebrado hace un mes, se sabía que en Málaga no iba a haber un duelo Barça-Madrid en la final, como había sucedido en siete de las últimas 10 ediciones del torneo, porque los dos grandes coincidían por el mismo lado del cuadro. Pero tampoco habrá clásico en semifinales. Descabalgó el Barça a las primeras de cambio, cortocircuitado por un Valencia potente para competir sin remilgos contra el campeón y sólido para aguantar la orgullosa embestida final de los azulgrana. Tobey, Doornekamp, Dubljevic y San Emeterio convirtieron en insuficiente la solitaria pelea de Mirotic (25 puntos y 8 rebotes en 31m 44s), apenas respaldado por Claver a buen nivel.

Barça, 78 - Valencia Basket, 82

Barça: Delaney (10), Higgins (10), Claver (15), Mirotic (25) y Tomic (6) —quinteto inicial—; Hanga (3), Abrines (2), Davies (5), Kuric (-) y Oriola (2).

Valencia Basket: Vives (5), Sastre (2), San Emeterio (8), Ndour (6) y Dubljevic (13) —quinteto inicial—; Labeyrie (2), Colom (9), Tobey (16), Doornekamp (12) y Abalde (9).

Parciales: 18-19, 20-22, 14-23 y 26-18.

Árbitros: Pérez Pizarro, Cortés y Castillo. Sin eliminados.

Pabellón: Martín Carpena. 9.857 espectadores.

El Valencia entró a contrapié en el partido y el Barça le castigó con un contundente parcial de 11-3 en los primeros cuatro minutos. El primer espejismo en una tarde de trampantojos, rachas y nervios. Claver, con un 3 de 3 en triples en el acto inicial, fue de salida el termómetro de un conjunto azulgrana aparentemente firme en defensa y afilado en ataque. Pero Ponsarnau agitó el banquillo en busca de soluciones y el propósito de enmienda de los suyos se cruzó con el inesperado apagón culé. San Emeterio y Colom comenzaron a construir la vigorosa reacción taronja mientras el Barça se metía en un atolladero. A falta de tres minutos y medio para cerrar el primer cuarto Mirotic anotó una bandeja que colocaba el 18-12 en el marcador y ahí arrancaron casi ocho minutos de colapso azulgrana. Doornekamp, Tobey y Abalde elevaron las proporciones de la sacudida valencianista hasta un 0-20 de parcial (18-32, m. 14).

Entre la autocomplacencia por la holgura inicial mal entendida y la ansiedad ante el inesperado giro de los acontecimientos, el Barça tardó en rearmarse mientras el Valencia se barnizaba de optimismo. La pareja Doornekamp-Tobey cogió carrerilla hasta que Davies espabiló al conjunto de Pesic con cinco puntos de sutura consecutivos. La secuencia de sístoles y diástoles relativizó las sensaciones de unos y otros y el Valencia cogió esta vez turno para hibernar en ataque.

En un santiamén, el Barça volvió a sacar pecho para reengancharse con solvencia al partido antes del viaje a los vestuarios (38-38, m. 19). La primera mitad había sido una noria. Los planes azulgranas pasaban por desatar la influencia de Mirotic en su juego, los del Valencia por encontrar a un Dubljevic destemplado hasta entonces. Y ambos protagonistas dieron un paso al frente en la reanudación para pelearse el billete a semifinales. De una tacada anotaron 10 y 8 puntos respectivamente. Pero Dubljevic fue sumando centinelas a la causa mientras el Barça volvía a quedarse seco. Del 50-47 del minuto 23 al 52-64 con el que se cerró el tercer cuarto, los de Pesic tan solo fueron capaces de anotar dos tiros libres de Mirotic. Siete minutos sin canastas en juego que encarrilaron la reválida valencianista.

Era el cuarto duelo de la temporada entre azulgranas y taronjas. En los tres anteriores, tres victorias ajustadas para los de Pesic. “Tenemos que ser sólidos y estar tranquilos en los minutos finales para no descuidar todo el trabajo anterior”, explicaba San Emeterio en la víspera. Y a ello se lanzó el conjunto de Ponsarnau mientras el Barça comenzaba a coquetear con la congoja (57-68, m. 34).

Una antideportiva de Labeyrie sobre Mirotic y el quinto triple de Claver otorgaron un mínimo respiro al Barça. Pero se agigantó Tobey en la pintura con ocho puntos que colocaron al campeón contra las cuerdas (63-74, m. 36). Entrando en meta, Delaney, Mirotic y Higgins fallaron cuatro intentos consecutivos desde el 6,75 y, aun así, los culés remaron hasta la orilla (77-79, a falta de 7s). Pero acabaron condenados por la dependencia de Mirotic y Abalde selló el pase del Valencia a semifinales. "Todo el mundo ha visto que se han merecido la victoria, han sido más regulares y no hemos estado al nivel que se necesita para ganar", señaló Pesic en la sala de prensa del Carpena para intentar explicar el decepcionante papel de su equipo. "No lo considero un fracaso. Nadie puede garantizar que el Barça puede ganar todos los partidos", consideró el técnico tras perder el segundo de los cuatro títulos en juego en la temporada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información