Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quique Setién: “La posesión hace que el rival se desgaste”

El entrenador del Barcelona destaca el control azulgrana pese a tirar solo tres veces

Ibiza - Barcelona Ampliar foto
Carles Pérez rodeado de jugadores del Ibiza. EFE

El Ibiza maniató, de entrada, al Barcelona. En el primer tiempo, el equipo azulgrana tuvo el balón un 80% del tiempo. Sin embargo, los muchachos de Setién no generaron ninguna ocasión frente al portero. Y, como si fuera poco, el Ibiza se adelantó en el marcador. “No hemos estado lúcidos ni inspirados, pero el Ibiza ha hecho un grandísimo partido; le doy un mérito importante al rival. No era un partido fácil, por el rival, porque se jugaba la eliminatoria en un partido. El gol les ha dado confianza y a nosotros nos ha costado mucho encontrar el camino. Hemos estado muy imprecisos, perdimos muchos balones, y les hemos dado opciones y vida”, analizó Setién.

Griezmann solo tocó 18 veces el balón antes de pasar por los vestuarios. “El rival entró mejor al partido, conocía el campo. Nos costó crear ocasiones; no tiramos ni a puerta en la primera parte”, dijo el francés. Y justificó: “Nos tenemos que acostumbrar al nuevo sistema con tres centrales. Iremos trabajando la táctica del míster. Lo hicimos mejor en la segunda parte”. El Barça terminó el duelo con un 78% de posesión y 718 pases (636 buenos), y tres tiros a puerta, dos de Griezmann. Los dos sellaron la remontada. “Si yo he metido los goles ha sido por los pases de mis compañeros; estaba un poco más arriba, me tocaba esperar una ocasión y me llegaron dos. Hay que coger confianza con el balón”, completó el exdelantero del Atlético.

“Estoy muy contento porque el equipo no ha bajado la guardia. La posesión hace que el rival se desgaste, se generen espacios y luego hay que tener acierto. No hay que precipitarse. El equipo no me ha gustado, obviamente, pero entiendo las dificultades”, analizó Setién. Sergi Roberto, capitán del Barcelona ante la ausencia de Messi, Busquets y Piqué, coincidió con su entrenador y agregó un argumento más: el campo. “Con el césped artificial y un gol en contra todo es más difícil, pero sabíamos que si teníamos paciencia bajaría su intensidad”, explicó el futbolista catalán.

Setién apostó por tres jugadores de filial: Riqui Puig, Carles Pérez y Ansu Fati. Ante el Ibiza la media de edad del Barcelona fue de 25 años y 22 días, la más joven que ha propuesto el club azulgrana en la temporada en todas las competiciones. “Ha sido complicado para ellos [por lo jóvenes], fue un partido de mucho contacto, con situaciones difíciles de resolver pero estoy contento con ellos”, concluyó Setién.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información