Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se clasifica para la semifinal del Europeo de waterpolo tras vencer a Serbia en los penatlis

López Pinedo se luce en un partido muy sufrido para el equipo que entrena David Martín

Marc Larumbe defiende ante un jugador serbio.
Marc Larumbe defiende ante un jugador serbio.

La selección española masculina de waterpolo se ha clasificado este miércoles para semifinales del Europeo de Hungría tras eliminar a Serbia (6-6) en un emocionante encuentro, que necesitó llegar hasta la tanda de penaltis (3-4) para su resolución.

Igual que ocurrió el año pasado en cuartos de final del Mundial, España se erigió en el verdugo de Serbia tras un partido dominado por las defensas y donde su veterano portero Dani López Pinedo volvió a vestirse de héroe. El equipo entrenado por David Martín supo sufrir y fue más certero desde los cinco metros para meterse en la lucha por las medallas.

SERBIA, 6 (3) - ESPAÑA, 6 (4)

Serbia: G. Pijetlovic (p), B. Mitrovic (p); Mandic (3), Dedovic, Randjelovic (1), Cuk (1), D. Pijetlovic, Vico, Aleksic, Jaksic (1), Filipovic, Prlainovic y S. Mitrovic.

España: López Pinedo (p), Lorrio (p); Munárriz, Granados (1), Sanahuja (2), De Toro, Larumbe, Delgado, Fernández (1), Tahull, Perrone (2), Mallarach y Bustos.

Parciales: 2-1, 1-4, 2-1, 1-0 y 3-4.

Árbitros: Adrian Alexandrescu (Rumanía) y Raffaele Colombo (Italia).

Duna Arena de Budapest.

La selección balcánica golpeó primero con un gran arranque de partido y dos goles consecutivos de Dusan Mandic, que fue el mejor de los suyos, pero también uno de los que posteriormente falló en la decisiva tanda de penaltis. Una buena combinación en superioridad entre Blai Mallarach y Álvaro Granados permitió a España minimizar daño antes de que acabara el primer cuarto (2-1).

En el segundo parcial se vio a la mejor selección española. Tras un tanto de Randjelovic que devolvió la distancia máxima para los serbios, España vivió cuatro minutos sublimes en los que encadenó cuatro goles y se permitió empezar a soñar con las semifinales. Fran Fernández desde lejos, Felipe Perrone de penalti y un doblete del joven Bernat Sanahuja volteaban el marcador antes del descanso (3-5).

En el tercer periodo, marcó Jaksic en superioridad y volvió a poner distancia Perrone con un lanzamiento muy rápido que sorprendió a Branislav Mitrovic. A falta de 11:39 para la conclusión, España mantenía sus opciones intactas, pero se complicó mucho la vida por su falta de claridad ofensiva. De hecho, ya no volvió a marcar hasta la tanda de penaltis.

Los goles de Cuk y Mandic dejaban el duelo empatado a falta de seis minutos y fue entonces cuando emergió la figura de López Pinedo. Con sus compañeros muy imprecisos en el pase, el guardameta de 39 años protagonizó tres paradas seguidas de mucho mérito y permitió que su equipo se lo jugará a pelota parada.

Los tantos finales de Perrone, Adrián Delgado, Marc Larumbe y Granados, sumados a los fallos de Prlainovic y Mandic, confirmaron la clasificación de España para semifinales, encarrilada por el gran 11/17 en paradas (64% de efectividad) que acabó firmando López Pinedo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información