NBA

Los alardes de Doncic no bastan ante el vendaval de los Lakers con Davis y LeBron

Los campeones imponen su mayor consistencia como equipo y hacen inútiles los 27 puntos del base esloveno (138-115)

LeBron intenta superar el marcaje de Doncic.
LeBron intenta superar el marcaje de Doncic.John MCCOY / AFP

Los Lakers fueron demasiado rival para Luka Doncic, principio y final del juego de los Dallas Mavericks en ausencia del lesionado Kristaps Porzingis. Los campeones se impusieron con una enorme autoridad (138-115).

El base esloveno exhibió su talento y pugnó con todos los defensores de los Lakers que se turnaron en su marca, primero Schröder, luego Caldwell-Pope y también en alguna ocasión Kuzma y LeBron James. El 77 de los Mavericks, pese a que sumó 27 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias, no pudo evitar la segunda derrota de su equipo, de nuevo, demasiado vulnerable en defensa.

LeBron James y Doncic respondieron a lo mucho que se esperaba de su duelo. Los dos llevaron la iniciativa en el juego de sus equipos, pero fue Anthony Davis quien empezó a desequilibrar el duelo. La superioridad de Davis en el interior de la zona fue abrumadora, especialmente en ataque y acabó con 28 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. LeBron añadió 22 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias. Pero los Lakers contaron con varios destacados más en ataque, especialmente Harrell, con 22 puntos y 7 rebotes, y Schröder con 18 puntos.

En defensa, fue Marc Gasol quien marcó la línea, con una aplastante superioridad en el rebote –sumó nueve capturas-, con intimidación y buenas ayudas a sus compañeros.

El dominio de los Lakers en el rebote les procuró muchas más opciones, aunque también perdieron muchos más balones que los Mavericks. La misión de Marc Gasol en los Lakers no incluye apenas ninguna opción en ataque. El pívot español, que se quedó a cero en su estreno ante los Clippers, anotó sus primeros puntos en partido oficial con los Lakers al transformar dos tiros libres. Solo tiro una vez, de tres, y falló, durante los 20 minutos que estuvo en la cancha.

Lakers, 138; Dallas, 115

Lakers: Schröder (18), Caldwell-Pope (8), LeBron James (22), Anthony Davis (28), Marc Gasol (2) –equipo inicial-; Markieff Morris (9), Harrell (22), Kuzma (13), Matthews (2), Caruso (6), Horton-Tucker (5) y McKinnie (3).

Dallas: Doncic (27), Hardway (10), Richardson (17), Finney-Smith (10), Powell (11) –equipo inicial-; James Johnson (4), Kleber (5), Iwundu (2), Marjanovic (6), Brunson (4), Terry (2), Cawley-Stein (0) y Burke (17).

Parciales: 33-30, 36-27, 30-28 y 39-30.

Staples Center de Los Ángeles.

Los Nets arrollan a los Celtics

Los Nets de Kevin Durant y Kyrie Irving han empezado a todo gas. Volvieron a arrollar a su rival en su segundo partido de la temporada, el que les enfrentó a los Celtics (96-123), de forma muy similar a como lo hicieron en su estreno el día 22 ante los Golden State Warriors (125-99).

Kyrie Irving, con una demostración ofensiva impresionante, con siete triples, 37 puntos y ocho asistencias, marcó el ritmo del duelo ante unos Celtics que echaron en falta a su base titular Kemba Walker, lesionado. Kevin Durant ratificó la fuerza con la que ha regresado a la competición después de 18 meses de ausencia y sumó 29 puntos, cuatro rebotes, tres asistencias y dos robos de balón en 33 minutos.

Jayson Tatum no estuvo acertado en el tiro, con un mal porcentaje, 9 de 22, y sumó 20 puntos y ocho rebotes. Jaylen Brown fue el más acertado de su equipo en ataque, con 27 puntos, aunque falló los cuatro triples que intentó.

La calidad y consistencia del juego en equipo, el de Miami Heat, prevaleció sobre los destellos individuales del dúo de estrellas de New Orleans Pelicans (111-98). Zion Williamson, el jugador de 20 años que más expectativas ha levantado en la NBA desde que llegó a la Liga LeBron James en 2003, juega esta temporada sin la restricción de minutos debido a su propensión a las lesiones en la 2019-2020.

Contra los Heat, Zion jugó 38 minutos –la pasada campaña promedió 22- y dio una buena muestra de su potencial. Capturó 14 rebotes, su mejor marca, y 32 puntos, aunque estuvo discreto en los porcentajes, sobre en los tiros libres con 10 de 15. Brandon Ingram, el alero de 23 años que los Lakers eligieron en el segundo puesto del draft de 2016 y que formó parte del intercambio que llevó a Anthony Davis al equipo californiano, sumó cuatro triples y 28 puntos contra los Heat.

Pero Miami demostró la consistencia que le llevó a disputar la última final, en octubre.contra los Lakers. A pesar de que Jimmy Butler solo jugó 16 minutos y sumó cuatro puntos, seis rebotes y asistencias. Pero hasta seis jugadores de los Heat sumaron dobles figuras, con siete triples y 23 puntos de Duncan Robnson; 18 puntos de Goran Dragic, a a pesar de que falló los cuatro triples que lanzó; 17 puntos de Adebayo, 12 de Avery Bradley, el base que, tras su último y breve periplo con los Lakers firmó por Miami; y 11 de Herro y Achiuwa. Un 43% en los triples y 29 asistencias ilustran el buen juego de conjunto de los Heat.

Con todas las prevenciones en una competición que acaba de dar inicio, en que les falta todavía a Draymond Green y con el matiz de que se han enfrentado a dos rivales del primer escalafón, los Golden State Warriors empiezan a temer otra temporada decepcionante como lo fue la anterior. Perdieron por 26 puntos su primer partido ante Brooklyn (125-99) y el correctivo fue todavía mayor, de 39 puntos, en el segundo ante Milwaukee Bucks (138-99). Stephen Curry no está fino en el tiro y concluyó con 19 puntos, con un 6 de 17 en tiros de campo, incluido un 2 de 10 en los triples. Aun así, fue el máximo anotador de su equipo y sólo el novato pívot James Wiseman, número dos del último draft, le acompañó algo en ataque, con 18 puntos, además de ocho rebotes.

Los Bucks pudieron recrearse, con una superioridad abrumadora en el rebote, con 17 capturas más que su rival, y 20 triples anotados, 10 más que los Warriors, y además con un excelente porcentaje (54%). Los seis triples y 31 puntos de Middleton; los 15 puntos y 13 rebotes de Anetokounmpo, con malos porcentajes de tiro; los 13 puntos de DiVincenzo y D.J. Augustin; o los 12 de Holiday fueron una simple muestra de la facilidad con que dominaron el partido los de Wisconsin. Los Warriors acumulan 65 puntos de desventaja en los dos primeros partidos, el segundo total más alto tras los 71 que acumularon los Clippers en la temporada 1987-1988. “Nuestro ataque fue un poco disperso y desorganizado. Estoy decepcionado por eso. Tengo que asumir la culpa por eso. Soy el entrenador en jefe”, confesó Steve Kerr.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50