Adiós y ya, Leo

Messi cumplirá los treinta y cuatro años con la vista puesta en otro jardín, casi expulsado del suyo propio por la incompetencia de quienes dirigen el Barcelona

Leo Messi, durante el partido de LaLiga ante el Atlético de Madrid.
Leo Messi, durante el partido de LaLiga ante el Atlético de Madrid.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

De los nueve acompañantes que autoriza la normativa sanitaria para los inminentes festejos navideños me sobran ocho y me falta uno: Leo Messi, el conviviente universal. No contemplo cualquier otro plan para la Nochebuena y la Nochevieja de 2020, aunque solo sea con intención de llorar en silencio mientras lo veo mojar cigalas, camarones y percebes en mayonesa: incluso eso le consentiría a la pequeña criatura celestial y que me perdonen Don Álvaro Cunqueiro y su santa biblia de la cocina gallega. “¿Quieres que te fría dos corderos, Lionel?”, preguntaría con voz de abuela antes de sacar l...

Más información

Lo más visto en...

Top 50