Premier League

Un sistema de puntos para los fichajes extranjeros en la Premier League

El Reino Unido restringe la incorporación de futbolistas de la Unión Europea a la liga inglesa a partir de enero

Ferran Torres celebra un gol con el City.
Ferran Torres celebra un gol con el City.DPA vía Europa Press / Europa Press

El fútbol inglés se prepara para adaptarse a las nuevas reglas de inmigración aprobadas por el Gobierno de Johnson, que entrarán en vigor a partir del 1 de enero. Termina en esa fecha el periodo de transición acordado entre Londres y Bruselas (10 meses en los que el Brexit no afectó en absoluto al día a día) y desaparece la libertad de movimiento de los ciudadanos de la Unión Europea en el Reino Unido.

Bajo el nuevo sistema de entrada al país, basado en un mínimo de puntos exigible a los aspirantes, las condiciones que deberá cumplir un futbolista español o italiano serán las mismas que las de un brasileño, por ejemplo. La Asociación de Fútbol (FA, en sus siglas en inglés), la Premier League y la Liga de Fútbol Inglés (EFL) han presentado ya al Gobierno británico sus nuevas reglas de fichajes, contenidas en un documento conjunto. “Concluido el Brexit, los clubes ya no podrán fichar libremente a jugadores de la UE. Aquellos futbolistas comunitarios que quieran formar parte de la Premier League o de la EFL deberán obtener un certificado del órgano de gobierno del fútbol (GBE, Governing Body Endorsement, en inglés), como el resto de jugadores extranjeros que no tengan derecho a trabajar en el Reino Unido”, ha explicado la FA en un comunicado. La primera consecuencia del nuevo sistema será la limitación del acceso de jugadores comunitarios. La segunda, que complica aún más la situación, es que los aspirantes sólo podrán incorporarse a sus clubes una vez cumplidos los 18 años, como exigen a cualquier trabajador las nuevas reglas de inmigración británicas. En este segundo caso, sin embargo, las reglas de acceso se relajarán.

El sistema de puntos diseñado tendrá en cuenta condiciones como las apariciones del jugador en competiciones juveniles y sénior, la calidad del club que realiza el traspaso (basada en la calidad de la liga a la que pertenece), su posición en la liga respectiva y su progresión en las competiciones internacionales. Igualmente, se contabilizarán los minutos de juego del futbolista tanto en el equipo al que pertenece como en las competiciones continentales. “Continuaremos siendo capaces de fichar a los mejores jugadores para que la Premier League siga siendo competitiva, pero con la nueva solución mejoraremos nuestra filosofía de desarrollo de los jugadores, para combinar el mejor talento extranjero con los mejores futbolistas nacionales”, ha dicho Richard Masters, el presidente de la Premier League.

Las nuevas reglas comenzarán a aplicarse en la ventana de traspasos del mercado de invierno, que comienza este enero. Se mantiene en tres el límite de fichajes extranjeros por ventana de traspaso (invierno y verano), con un total de seis durante toda la temporada. El acuerdo alcanzado entre las asociaciones de fútbol inglesas y el Gobierno de Boris Johnson implica, como en el caso de cualquier permiso de trabajo a un extranjero, que el club solicitante pague al Gobierno una tasa de formulario de 550 euros más IVA. Existen excepciones contempladas, como cuando “el club alegue que circunstancias concretas han impedido que el jugador requerido sume los 15 puntos exigidos, siempre que el jugador no proceda de equipos juveniles” (para los juveniles, los puntos exigidos oscilarán entre los 10 y los 14). En esos casos concretos, un Panel de Excepciones podrá decidir sobre la cuestión, previo pago del club de una tasas de 5.500 euros.

Tanto el Gobierno británico como las tres asociaciones deportivas se han comprometido a realizar una revisión completa del nuevo sistema antes de que llegue el mercado de verano, para corregir posibles disfunciones.

En el caso del fútbol femenino, los nuevos criterios no tienen en cuenta ni el número de apariciones de la jugadora en competiciones internacionales juveniles ni la progresión del club al que pertenezca en las competiciones europeas. Sí se considerará la posición que ocupe la entidad en la competición nacional en la que participa, así como los minutos de juego de la futbolista en ese equipo.

Según la web especializada Transfermarket, 343 futbolistas de los 556 que juegan en la liga inglesa (un 61,7%) son extranjeros. Por ejemplo, 19 de los 24 integrantes del Manchester City son inmigrantes, o 20 de los 28 que forman parte de la plantilla del Liverpool, al igual que en el caso del líder, el Tottenham (20/29); uno más (21/28) milita en el Chelsea y dos (22/31) en el Arsenal londinense, por los 19 (de 30) en el Manchester United.

Lo más visto en...

Top 50