LALIGA | ALAVÉS-BARCELONA

El agujero central del Barça

Lenglet, que ha jugado ya este curso con tres compañeros diferentes en el medio de la zaga, se multiplica para cubrir una demarcación con muy pocas piezas

Lenglet ante Fede Valverde en el último Clásico.
Lenglet ante Fede Valverde en el último Clásico.Andreu Dalmau / EFE

Pocos días antes de que cerrara el mercado de fichajes, a Ronald Koeman le preguntaron a qué jugador del Dream Team clonaría para su plantilla del Barcelona. El holandés, sin pensarlo demasiado, resolvió: “A mí mismo”. Y, aunque no es precisamente la modestia lo que mejor le define, el técnico azulgrana matizó. “Pero parece una crítica a nuestros centrales... y no lo quiero hacer. Creo que no se puede comparar el juego de hoy en día con el de 20 o 30 años atrás”, dijo. No quedó demasiado clara su explicación. Sí estaba claro, en cualquier caso, que Koeman no estaba conforme con su nómina de centrales. “Solo con Piqué, Lenglet y Araujo es cortito. Es débil para la temporada que vamos a jugar”, insistió el preparador del Barcelona. No le faltaba razón Koeman. Lesionado Araujo, el cuadro azulgrana viaja a Vitoria para jugar este sábado (21.00, Movistar LaLiga) con solo dos centrales en la expedición: Lenglet y Piqué.

En las últimas cinco temporadas, el Barcelona ha invertido 1.024 millones de euros en 22 fichajes. La demarcación en la que más jugadores ha incorporado ha sido la del defensa central: cinco. Umtiti (25 millones), en la temporada 2016-2017; Marlon (cinco) y Yerri Mina (11,8), en la 2017-2018; Lenglet (35,9) y Todibo (uno), en la 2018-2019, llegaron al Camp Nou. Con Marlon (seis millones al Sassuolo) y Mina (30 al Everton), el cuadro azulgrana hizo caja, y Todibo salta de cesión en cesión. Mientras que en las últimas dos campañas la secretaría técnica no sumó a ningún zaguero. Este verano, al menos, lo intentó. “Queremos tener a Eric García aquí porque tenemos los centrales justos. Sabemos que económicamente, por parte del club, es complicado. No sé si podremos lograrlo”, aclaró Koeman. El Barça no pudo repatriar al central del Manchester City. Y los temores del técnico holandés no tardaron en llegar.

Sancionado Piqué (fue expulsado ante el Ferencváros), Araujo llegó tocado al duelo del pasado miércoles ante la Juventus. El uruguayo forzó para jugar en Turín y solo duró 45 minutos en el campo. “El Barça podría mejorar la pareja de centrales al poner a De Jong ahí”, había aconsejado Louis Van Gaal en marzo. Y su compatriota Koeman tomó nota. Cuando en el entretiempo Araujo dijo basta, el preparador azulgrana colocó a Busquets en el doble pivote junto a Pjanic y mandó a De Jong a jugar junto a Lenglet. Un nuevo compañero de baile para el francés, que en los ocho partidos que lleva disputados esta campaña ha bailado con Piqué, Araujo y De Jong.

Lenglet es muy inteligente. Y se adapta bien a diferentes situaciones del juego”, elogian al francés en la Ciudad Deportiva. Fundamentalista del perfil bajo (en mayo nació su primer hijo Mael y prefirió no publicar ninguna imagen en las redes sociales), el francés es un tipo muy disciplinado. “Cuando llego a casa después de los partidos, lo busco en la televisión para ver en qué puedo mejorar”, explica el defensa azulgrana. “Es muy, pero muy profesional. Se cuida en la alimentación, en los descansos… Está siempre pendiente de revisar sus errores, en cómo mejorar. Muy obsesivo, solo piensa en el fútbol. Parece un ordenador”, insisten las mismas fuentes en Sant Joan Despí.

Tres semanas sin Araujo

Lenglet es la carta fiable de Koeman en la zaga. Además de Piqué, claro. Pero el catalán tiene más cosas en la cabeza. “Te aseguro que lo que consiguió en la Davis es una puñetera pasada”, elogió Nadal a Piqué en el programa La Resistencia. “No es fácil estar en el lugar de Gerard y tener todas sus actividades, pero así y todo sigue compitiendo muy bien, sobre todo los días de partido”, define uno de sus compañeros al central. A la experiencia de Piqué (33 años) y a la solvencia de Lenglet (25), a Koeman se le suma Araujo (21). “Ronald tiene mucho futuro y tiene cualidades defensivas que son muy importantes: es muy rápido, fuerte y va bien de cabeza... Tiene que mejorar en construir desde atrás, en el primer toque”, analiza Koeman al central uruguayo, que estará tres semanas de baja.

Y no cuenta con nada más Koeman. Al menos de lo que se puede fiar. Umtiti está en proceso de recuperación —"necesita más para estar bien", explicó el técnico—, pero el francés no cuenta para Koeman. De hecho, estaba en la lista de transferibles junto a Luis Suárez, Arturo Vidal y Rakitic. Pero a Umtiti se le apaga el mercado, después de pasarse 348 días en la enfermería en las últimas dos campañas. Ya lo dijo Koeman: como no se puede clonar, solo tiene a tres centrales. Con Araujo de baja, Piqué y Lenglet y nada más.



Más información

Lo más visto en...

Top 50