EL CLÁSICO DE LA LIGA

Koeman: “¿Por qué el VAR va en contra del Barça?”

El técnico holandés se queja del penalti señalado a Lenglet por el agarrón a Ramos y de acciones de otros encuentros. Los azulgrana suman un punto de los últimos nueve

Juan Martinez Munuera examina la jugada del penalti de Lenglet a Sergio Ramos durante el Clásico este sábado en el Camp Nou.
Juan Martinez Munuera examina la jugada del penalti de Lenglet a Sergio Ramos durante el Clásico este sábado en el Camp Nou.ALBERT GEA / Reuters

“¿Para ti es penalti?”, le cuestionó Ronald Koeman a un periodista en la sala de prensa del Camp Nou. “No, dime tu opinión. ¿Es penalti?”, insistió el preparador azulgrana. Pasó de puntillas por el análisis del partido, pero focalizó su discurso en la jugada que terminó con el 1-2 de Sergio Ramos. “Para mí no es penalti. Y cuando terminó el partido le he dicho al árbitro que me explique el tema del VAR en España”, prosiguió el holandés. Y sacó una lista de quejas. “Llevamos cinco jornadas y el VAR solo entró en contra del Barça. No lo hizo contra el Sevilla, cuando hubo un penalti a Messi. Ni tampoco intervino en lo que eran dos tarjetas rojas contra el Getafe. Y eso le pregunté al árbitro: ¿Por qué el VAR va en contra del Barça?”.

Aclaró Koeman, en cualquier caso, que no está en contra del videoarbitraje. “El VAR puede ser muy bueno, pero lo será si es para todos los equipos”, dijo. El técnico azulgrana explicó que no habló con Lenglet sobre la polémica acción con Sergio Ramos, pero, sin embargo, dio su opinión sobre la jugada. “Me parece que, en principio, es falta de Ramos. Es verdad que Lenglet lo coge de la camiseta, pero no tanto para tirarse para atrás. Se debería haber caído para adelante”, se sorprendió el entrenador del Barcelona. Sergio Busquets se alineó con su técnico: “A veces, entra el VAR; a veces, no. La jugada de hoy ha sido demasiado castigo”. El pivote fue el único de los capitanes que habló tras el clásico. Piqué rompió su silencio para arremeter contra la directiva en una entrevista a La Vanguardia en la previa y la última comparecencia de Messi fue cuando explicó en Goal.com por qué se quedaba en el club. Pero ni el catalán ni el argentino aparecieron tras la derrota ante el Madrid.

Barcelona
BCN
1
-
3
RMA
Real Madrid
Barcelona
Neto, Alba (Braithwaite, min. 86), Clement Lenglet, Piqué, Sergiño Dest, Pedri (Trincão, min. 81), Busquets (Ousmane Dembélé, min. 81), Coutinho, Frenkie De Jong, Messi y Ansu Fati (Griezmann, min. 81)
Real Madrid
Courtois, Sergio Ramos, Nacho (Lucas Vázquez, min. 42), Ferland Mendy, Varane, Federico Valverde (Modric, min. 68), Kroos, Casemiro, Marco Asensio (Rodrygo, min. 80), Vinicius Junior y Benzema
Goles
0-1 min. 4: Federico Valverde. 1-1 min. 7: Ansu Fati. 1-2 min. 62: Sergio Ramos. 1-3 min. 89: Modric.
Árbitro
Juan Martínez Munuera
Casemiro (min. 18), Clement Lenglet (min. 28), Nacho (min. 36), Alba (min. 61) y Messi (min. 91)

El silencio de los capitanes

Dest también dio la cara. “No vi la jugada”, dijo el lateral, que disputó su primer clásico. Busquets, más experimentado, intentó llevar el discurso al juego. “Fue duro el resultado, teníamos esperanzas. Creo que llegábamos bien a pesar de haber perdido el último partido. Fue un partido igualado, sobre todo el primer tiempo. En la segunda parte hemos salido mejor, estábamos cómodos. Y teníamos la pelota. Pero después del penalti la balanza se inclinó a su favor”, analizó Busquets. “Nuestro plan era tener el control del partido. Hemos cambiado la posición de Leo y hemos puesto a Ansu como referencia de ataque para aprovechar su velocidad, con jugadores en banda con buen control de balón”, explicó Koeman. El técnico alineó un once inicial con Fati de 9 y Coutinho y Pedri en los extremos. “Messi ejerció de enlace”, prosiguió el entrenador holandés.

Cuando el partido se le torció en Getafe, Koeman apostó por una táctica ultraofensiva con Messi, Braithwaite, Trincão, Ansu Fati, Coutinho y Riqui Puig. No le funcionó en el Coliseum Alfonso Pérez. Volvió a insistir con un ataque muy poblado cuando Ramos firmó el 1-2. Esta vez con Griezmann, Messi, Trincão, Dembélé y Braithwaite. De nuevo sin éxito. Y, como si fuera poco, agudizó su fragilidad en la zaga, una situación muy peligrosa ante un todopoderoso como el Real Madrid. Modric liquidó el clásico. “Hemos intentado crear oportunidades de marcar. Queríamos dar más frescura en banda y jugar en uno contra uno. Y arriesgar atrás. No me importa perder 1-2 o 1-3”, reveló Koeman.

Con el plan inicial del holandés, el Barcelona perdió el balón el primer tiempo (48% de posesión), pero igualó la presencia en ataque: cinco disparos totales de cada equipo, por los cuatro del Barça a puerta respecto a los tres del Madrid. El cuadro azulgrana se quedó con la pelota tras el paso por los vestuarios (52%), pero en las áreas mandó el conjunto de Zidane. El duelo finalizó con 10 remates (cuatro entre los tres postes) de los azulgrana por los 15 (nueve) del Madrid. “Podemos estar contentos. Hemos hecho un buen partido”, concluyó Koeman.

El problema del Barcelona, para el preparador holandés, no estuvo en el césped del Camp Nou sino en la sala de videoarbitraje de Las Rozas. El Barça suma un punto de los últimos nueve y el próximo miércoles visita a la Juventus en la Liga de Campeones.

Más información

Lo más visto en...

Top 50