PREMIER LEAGUE

Wolves, colonia portuguesa

Con la incorporación de Semedo, son ya 10 los jugadores lusos llegados de la mano del agente Jorge Mendes

El nuevo jugador portugués de los Wolves, Nélson Semedo, procedente del FC Barcelona.
El nuevo jugador portugués de los Wolves, Nélson Semedo, procedente del FC Barcelona.WOLVES / Europa Press
Luis Villaescusa

Nelson Semedo ya es historia para el Barcelona. El lateral derecho de 26 años, declarado intransferible por Bartomeu el pasado agosto, ha hecho las maletas para poner rumbo a la Premier League con destino Wolverhamptom a cambio de 30 millones más 10 en variables. Pero el club, uno de los 12 fundadores de la liga inglesa en 1888, hace tiempo que se ha convertido en una colonia para jugadores portugueses de la mano de Jorge Mendes, representante de Semedo. Con su incorporación, los Wolves cuentan con 10 jugadores lusos, además del entrenador, Nuno Espírito Santo, ex del Valencia. La mayoría de ellos son representados por Mendes, y en los otros casos el agente intervino en su traspaso como mediador a comisión.

La presencia de lusa en Wolverhampton es tal que acumula casi la mitad de los jugadores portugueses de la Premier League. Entre el resto de equipos apenas reúnen 14, por los 10 que juegan en el Molineux Stadium. En la Liga española hay actualmente 13 jugadores de origen luso, repartidos entre nueve equipos. El Wolves llega incluso a superar a la mayoría de clubes de la Primera portuguesa. Tan solo hay siete conjuntos de los 18 de la cateogría que tienen más futbolistas portugueses que los Wolves. Desde 2016, su inversión en estos jugadores supera los 200 millones tras la adquisición de Semedo. Dinero que ha movido en gran parte Mendes.

El agente es la figura de confianza del dueño del club, Guo Guangchang, uno de los hombres más ricos del mundo. El magnate chino está en el puesto 186 de la lista Forbes, con un patrimonio superior a los 5.000 millones de euros. En 2016, compró el club cuando se encontraba en la segunda división, y para afianzar su proyecto, adquirió el 20% de Gestifute, la empresa de representación de Mendes.

El binomio Wolves-Mendes ha servido para devolver al equipo a la máxima categoría y a las competiciones europeas. Raúl Jiménez, exfutbolista del Atlético, y el español Adama Traoré son las grandes estrellas de un equipo que basa su éxito en la velocidad y la profundidad por banda. El año pasado, cayeron en cuartos de final de la UEFA Europa League a manos del Sevilla (0-1). Pero los movimientos de los lobos en el mercado han despertado sospechas en la Federación Inglesa. La UEFA sancionó al club con una multa de 200.000 euros por incumplir el juego limpio financiero.

Este verano, además de la incorporación del lateral, ha firmado a dos jóvenes promesas de la Liga portuguesa, ambos del Oporto. El medio Vitinha, de 20 años, cedido con opción de compra, y Fabio Silva, un delantero de 18 años que apenas ha jugado 21 partidos con el primer equipo de los dragones. Por este último desembolsaron 40 millones entre traspaso y comisiones, cifra rócord para el club. A pesar de que Mendes no es representante del joven delantero, participó en las negociaciones.

El resto de integrantes del clan portugués lo conforman el portero Rui Patricio, los defensas Rubén Vinagre y Roderick Miranda, Joao Moutinho y Rubén Neves en el centro del campo, y los extremos Daniel Podence y Pedro Neto. Nuno tendría la posibilidad de alinear un equipo enteramente luso si los Wolves no hubieran vendido a Diogo Jota al Liverpool por 45 millones. Además, la segunda equipación de los Wolves es roja y verde, con un diseño muy similar a la camiseta de la seleção.

Lo más visto en...

Top 50