Seguir soñando

Los grandes clubes de nuestra liga no tienen un duro, de ahí que resulte más difícil transigir con el baile de nombres que cada día desfilan por los periódicos deportivos

Un niño con el equipaje del Barcelona camina este pasado miércoles por las inmediaciones del Camp Nou.
Un niño con el equipaje del Barcelona camina este pasado miércoles por las inmediaciones del Camp Nou.Nacho Doce / Reuters

Dicen los más viejos del lugar que hay un momento para todo y, en el fútbol, que es una prolongación sin mayores consecuencias de la vida, sucede algo parecido. Este ha sido un año muy particular, alterados los bioritmos naturales del aficionado por una pandemia que nos dejó sin el rush emocional de la primavera. Los distintos desenlaces llegaron a destiempo, con el cuerpo pidiendo ensaladas, espetos de sardinas y al helicóptero del Tour de Francia vigilando nuestras siestas mientras, por el camino, se nos hurtaban aquellos meses de verano que antaño dedicábamos a los fichajes, la espec...

Más información

Lo más visto en...

Top 50