PLAYOFFS DE LA NBA

Michael Jordan y LeBron frenaron el boicot y la NBA vuelve este sábado

El legendario de los Bulls medió entre jugadores y propietarios y la estrella de los Lakers cambió de opinión

Michael Jordan, en enero, en París.
Michael Jordan, en enero, en París.BENOIT TESSIER / Reuters

Michael Jordan se retiró hace 17 años, pero su imagen como icono del deporte mundial sigue incólume. Sin embargo, se le reprocha su escasa implicación en las causas políticas y sociales. Esta vez, con ocasión de la histórica protesta antirracista que supuso la suspensión de tres partidos, el miércoles, tras la incomparecencia de Milwaukee, Jordan asumió un papel importante en las reuniones que se mantuvieron para determinar si la competición se reanudaba o se cancelaba. Pudo hacerlo en su calidad de propietario de los Charlotte Hornets y gracias a la amistad que le une a Chris Paul, presidente del sindicato de jugadores (NBPA), y también con Russell Westbrook.

Jordan, presidente del Comité de Relaciones Laborales de la NBA, hizo de puente entre ambas partes. “Ahora mismo, escuchar es mejor que hablar”, comentó a los jugadores. Los propietarios les mostraron su apoyo, pero también su deseo de completar la temporada. Así será tras el acuerdo suscrito ayer. Después de tres días sin actividad, los playoffs se reanudarán hoy.

La situación se desbloqueó en la segunda reunión que mantuvieron los jugadores el jueves. LeBron James y los jugadores de los Lakers habían abandonado la reunión del día anterior. La estrella del equipo dijo que se debía cancelar la temporada. Los Clippers también mantenían esa postura. Un día después, cambió de opinión. Chris Paul y la directora ejecutiva de la NBPA, Michele Roberts, explicaron a los jugadores que si decidían no seguir compitiendo, podrían perder entre el 25% y el 30% de su salario. La Liga también podría rescindir el acuerdo de negociación colectiva y bloquear a los jugadores mientras se negociaban los términos de un nuevo convenio colectivo bajo la presión económica y social de la pandemia. Las pérdidas hubieran sido igualmente cuantiosas para la NBA, que ha invertido más de 150 millones de dólares para competir en la burbuja de Orlando.

La NBA y la NBPA acordaron finalmente una coalición de justicia social, con representantes de jugadores, entrenadores y propietarios. Se centrará en el aumento del acceso a la votación, la promoción del compromiso cívico y abogar por una reforma policial y de la justicia penal. En cada ciudad donde una franquicia posee y controla la propiedad de un estadio, los dueños de los equipos trabajarán con los funcionarios electorales para convertir las instalaciones en un lugar de votación para las elecciones generales de 2020, a fin de permitir una opción segura de votación en persona para las comunidades vulnerables a la covid-19. La Liga se compromete también a trabajar con los jugadores y sus patrocinadores para crear e incluir anuncios publicitarios en cada partido de los playoffs dedicados a promover una mayor participación cívica en las elecciones nacionales y locales.



Más información

Lo más visto en...

Top 50