LALIGA

Espantada antes del final: los contratos que acaban el 30 de junio

El Eibar pierde a Orellana y Escalante, mientras que la mayoría de los futbolistas en esta situación han alargado sus acuerdos hasta la última jornada

Orellana controla un balón ante Campaña.
Orellana controla un balón ante Campaña.Juan Herrero / EFE

El Eibar se dio un impulso casi definitivo para la salvación en las dos últimas jornadas: ganó al Valencia en Ipurua y al Granada en Los Cármenes. A falta de seis partidos está nueve puntos sobre el descenso. Pero le apuran las fechas. Este martes, 30 de junio, fecha prevista para el final del curso antes del coronavirus, acaban contrato seis jugadores propios y otros dos cedidos. Dos de ellos, Gonzalo Escalante (Bellavista, Argentina, 27 años) y Fabián Orellana (San Joaquín, Chile, 34 años), ya han disputado sus últimos minutos con su camiseta. El argentino no viajó el domingo a Granada. El chileno, que sí jugó y asistió en el segundo tanto, anunció horas después su despedida en Instagram: “Hoy fue mi último partido de armero. Con mucha tristeza, quiero agradecer a este tremendo cuerpo técnico y a todos mis compañeros estas dos temporadas y media que pasamos juntos”.

Al parecer, Orellana tiene firmado un contrato con el Valladolid, que le habría exigido que a partir del 1 de julio no jugara más con el Eibar. Ambos equipos están empatados a puntos en la clasificación, se tienen que enfrentar en la penúltima jornada, y pese a que el peligro de descenso ha disminuido, cualquier precaución es poca. Aunque la FIFA recomendó prolongar los contratos hasta el final de temporada y las fichas con los nuevos clubes no se pueden tramitar salvo en caso de lesión larga, algunos jugadores han decidido evitar riesgos. En LaLiga hay casi un centenar de futbolistas a los que la pandemia ha dejado en este limbo jurídico.

Tampoco Escalante, el capitán armero, quiere poner su futuro en peligro. Ha firmado tres temporadas con el Lazio, que le concedió permiso para terminar la campaña con el Eibar, aunque le advirtió de que tendría que hacerlo por su cuenta y riesgo, es decir: se reservaba la posibilidad de rescindir el contrato en caso de lesión. Ante esto, Escalante ya no jugó el domingo.

En el Eibar, además, dicen no saber nada sobre los otros seis jugadores cuyo contrato finaliza este 30 de junio. Es menos problemática la situación de los dos cedidos, Cristóforo (Fiorentina) y Soares (Vitoria de Guimaraes), pues no parece probable que sus clubes los reclamen antes de acabar el curso.

Mendilibar y Banega

Sobre los planes de los otros cuatro jugadores que terminan contrato, todavía existe incertidumbre. Son Ramis, De Blasis, Charles y Pedro León. La única señal sobre su destino son las palabras de este último, que en la previa del partido contra el Real Madrid, extendió el horizonte hasta el final de temporada: “Quiero ayudar en lo que pueda en estas once finales que quedan para nosotros”, dijo.

De hecho, en el Eibar sólo dan por segura la continuidad de su entrenador, José Luis Mendilibar, que también acaba contrato, pero confirmó que se quedará hasta el final del campeonato. La situación de indefinición del Eibar es excepcional, porque casi todos los futbolistas de LaLiga en esta situación se quedarán en sus clubes hasta final de temporada.

Solo hay un caso entre los equipos implicados en el descenso, el de Lucas Olaza, jugador del Celta, que probablemente jugará su último partido el martes contra el Mallorca, un duelo del que el equipo vigués puede salir con la permanencia virtual. En principio, su club de origen, Boca Juniors, y el Celta, habían llegado a un acuerdo para la continuidad del jugador hasta que finalice el campeonato, pero a primera hora del lunes se rompió la negociación y el agente de Olaza comunicó que el de Palma de Mallorca será su último partido como celeste.

En el Sevilla, Lopetegui se mostró optimista sobre la continuidad de Éver Banega, que tiene firmado un acuerdo con el Al Shabab de Arabia Saudí, club con el que se negocia un seguro: “Están trabajando en ello”, decía el entrenador. En el Betis, Aleñá y Pedraza seguirán hasta el 19 de julio; el Espanyol llegó a un acuerdo con todos los que acababan contrato, que son seis, y en el Levante seguirá Bruno, que finalizaba contrato. Iván López, que también termina, seguirá en la entidad rehabilitándose de su lesión.

Lo más visto en...

Top 50