CHAMPIONS LEAGUE

‘Eurochampions’ en Lisboa

La UEFA decide que el torneo se juegue en la capital lusa desde cuartos, a partido único del 12 al 23 de agosto. Madrid y Barça no saben aún dónde disputarán la vuelta de octavos

El estadio Da Luz, en Lisboa, acogerá la final de la Liga de Campeones como en 2014, a la que pertenece la imagen.
El estadio Da Luz, en Lisboa, acogerá la final de la Liga de Campeones como en 2014, a la que pertenece la imagen.HUGO DELGADO / EFE

Tres meses y seis días después del último partido de Champions, el Liverpool-Atlético (2-3) del 11 de marzo, el Comité Ejecutivo de la UEFA comunicó este miércoles que la competición se reanudará a puerta cerrada el 7 y el 8 de agosto con los encuentros de vuelta de los octavos de final que faltan por disputarse (Barcelona-Nápoles —1-1 en la ida—, Manchester City-Real Madrid —1-2 en el Bernabéu—, Bayern-Chelsea —0-3 en Londres— y Juventus-Lyon —1-0 en Francia—. La UEFA decidirá el 10 de julio si estos encuentros se jugarán en el campo del equipo local o en Portugal. Los cuatro clubes que ejercen como locales presionan al organismo europeo para resolver las eliminatorias en sus respectivos coliseos. El estadio Do Dragão, de Oporto, y Afonso Henriques, de Guimarães, son los elegidos para estos cuatro encuentros si la UEFA, en consonancia con las autoridades sanitarias, mantiene el plan de jugar todo los que resta del torneo en Portugal.

Ya con el cuadro completo (Atlético, PSG, Leipzig y Atalanta están clasificados), la Champions se disputará a partir de cuartos de final (12, 13, 14 y 15 de agosto) y a partido único en Lisboa. Las semifinales se celebrarán el 18 y 19 del mismo mes y la final el 23, en el estadio Da Luz. El José Alvalade acogerá dos partidos de cuartos y una semifinal. Los cruces se sortearán el 10 de julio.

La Liga Europa también se disputará bajo el mismo formato en Alemania, una vez que se diriman los partidos de vuelta de octavos (5 y 6 de agosto), en sede por designar, y los cruces a partido único entre el Getafe y el Inter de Milán y el Sevilla y la Roma, que no llegaron a disputar los encuentros de ida. La UEFA pretende que todo se juegue en el país teutón. Las sedes serán Colonia, donde se disputará la final el 21 de agosto, Duisburgo, Gelsenkirchen y Düsseldorf. Tanto para la Champions como para la Liga Europa se mantienen los cinco cambios que, en estos tiempos, se conceden en los campeonatos domésticos.

El cambio de formato de las competiciones, descartado por la UEFA al inicio de la pandemia, ha terminado por imponerse ante la complejidad de organizar la competición a ida y vuelta en los respectivos países de los participantes. En la elección de la capital lusa ha primado la menor incidencia de la covid-19 y el haberse postulado antes y con más decisión que Alemania, que tendrá que conformarse con organizar la Europa League. El peso de Fernando Gomes, presidente de la federación lusa, vicepresidente del organismo europeo y mano derecha del presidente de UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, también ha sido decisivo. Estambul y Gdansk, programadas antes de la pandemia como sedes de ambas finales, acogerán las de la temporada que viene. La final de la Supercopa de Europa será el 24 de septiembre en Budapest.

El desempeño hasta llegar a la solución definitiva de dos finales a ocho y en sede única ha sido arduo y complejo. Según fuentes del sector televisivo, la UEFA ha tenido que negociar con los operadores propietarios de los derechos de retransmisión un descuento en las cantidades que debía percibir por esta temporada, cerca de 3.000 millones de euros, por la devaluación del producto al disputarse menos partidos. Por otro lado, la evolución de la pandemia y la necesidad de ajustar este calendario con el del curso que viene han condicionado notablemente la decisión final tomada. Las rondas preliminares de la próxima Champions se disputarán a partido único entre el 8 y el 21 de agosto y los play off, estos a ida y vuelta, se disputarán el 22 y el 23 y 29 y el 30 de septiembre. El 20 de octubre comenzará la fase de grupos.

Para la UEFA, pese a la rebaja a las televisiones, copar casi tres semanas del mes de agosto con la mayoría de los mejores clubes del continente en competición supone un alivio económico tras haber tenido que aplazar la Eurocopa hasta el verano de 2021. Las 12 ciudades organizadoras permanecen una vez que Londres, Amsterdam y Copenhague han podido anular los eventos que tenían comprometidos para esas fechas.

Reestreno de Luis Enrique

En la sede del organismo en Nyon se festeja que, de alguna manera, se organicen dos Eurochampions de clubes con los equipos concentrados en dos países en los que se establecerán dos protocolos sanitarios sin descartarse aún que pueda haber aficionados en las gradas. “Las cosas están cambiando mucho. Hace un mes no pensábamos que podríamos terminar las competiciones. Veremos cómo están las cosas pero ahora no podemos responder a eso aún”, contestó Ceferin tras ser inquirido por la posibilidad de que en los estadios lusos y alemanes se permita la presencia de público.

El fútbol de selecciones también formó parte de la batería de decisiones tomadas ayer. La primera de ellas supondrá que Luis Enrique reaparezca como seleccionador el 3 de septiembre, en Alemania, en partido correspondiente a la fase de grupos Liga de Naciones. Tres días más tarde se medirá a Ucrania en territorio español. En las ventanas de octubre y noviembre la selección jugará dos partidos con Suiza y los partidos de vuelta con alemanes y ucranianos, además de disputar dos amistosos.


Lo más visto en...

Top 50